Brilla en el Abierto de Australia: Nadal vuelve a ser Nadal

El español se cladificó a los cuartos de final del primer Grand Slam de la temporada, al eliminar al francés Gael Monfils.

El español Rafael Nadal eliminó este lunes al francés Gael Monfils en el Abierto de Australia. AFP

Después de una temporada 2016 con altibajos, dudas, lesiones y malos resultados, el español Rafael Nadal llegó al Abierto de Australia a demostrarle al mundo tenístico que está de vuelta. Este lunes en un intenso partido y acosado por un rival que quiso desnudarle los fantasmas del pasado, se clasificó para los cuartos del final de un Grand Slam por primera vez desde Roland Garros 2015, al derrotar al francés Gael Monfils en cuatro sets, con parciales de 6-3, 6-3, 4-6 y 6-4. Su próximo desafío será el canadiense Milos Raonic.

La última vez que Nadal pisó una instancia así en un grande fue en París, hace dos temporadas, cuando perdió ante el serbio Novak Djokovic. Lo más cerca que llegó a estar después fue en los octavos del Abierto de Estados Unidos, donde cedió ante el francés Lucas Pouille.

Este lunes firmó su décima aparición en Melbourne en esta ronda, superando en una las veces de Djokovic, igualando las del sueco Stefan Edberg y situándose a tres del suizo Roger Federer. En total, el español ha arribado 30 veces a esa orilla del Grand Slam, donde ha ganado 14 grandes.

Al borde de su victoria número 50 en Melbourne, el español, campeón del 2009, jugó con la experiencia y el recuerdo de haberse impuesto a Monfils diez de las doce veces en las que se habían enfrentado, luchando de nuevo y sabiendo sufrir.

Dejando constancia una vez más de un tenis sobrio y eficaz, Nadal dominó al francés en los dos primeros sets en una exhalación, con roturas al principio de ambos, y tuvo sus oportunidades para cerrar en el tercero. Monfils, que había dicho del español que es una leyenda, un guerrero en la pista, no se dio por vencido en esos momentos. Pero el español ganó porque cometió sólo 26 errores no forzados, casi la mitad que su rival, y tuvo más fuerza física y mental al final.

El español apartó así la sombra de su derrota ante el italiano Fabio Fognini en el Abierto de EE. UU. hace dos años, cuando dominaba los dos primeros sets y cedió en cinco. Ahora que ha superado dos pruebas de fuego seguidas, contra Alexander Zverev, cinco sets, y Monfils, cuatro, llega la gran batalla contra Raonic.

 

últimas noticias

Cabal-Farah perdieron en el Torneo de Maestros