Cabal y Farah, los número uno

La dupla de colombianos encabeza desde hoy el ranquin de la temporada del circuito de dobles de la ATP, en el denominado camino al torneo de maestros.

Robert Farah (izq.) y Juan Sebastián Cabal, con el trofeo de campeones del Masters 1000 de Roma. ATP 1000 de Roma

Todos los caminos conducen a Roma. Todos los caminos conducen a Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, la dupla de tenistas colombianos que conquistó ayer el segundo ATP Masters 1000 de Roma (Italia) al imponerse al sudafricano Raven Klaasen y el neozelandés Michael Venus por 6-1 y 6-3. Repitieron la hazaña del año anterior y siguen demostrando que están entre los mejores doblistas del mundo. Desde hoy lideran el ranquin mundial de la temporada, en el denominado camino al torneo de maestros.

Los vallecaucanos, históricos ya en este deporte en Colombia, consiguieron de esta manera su decimotercer trofeo y el segundo en la categoría Masters 1000, la tercera en importancia luego de los Grand Slam y el Torneo de Maestros. Un trofeo que los sigue catapultando hacia la órbita del tenis mundial.

Este no fue un triunfo más. Es muy importante porque, por primera vez en sus carreras, este par de vallecaucanos de corazón (Farah nación en Canadá) se consolidan como la pareja número uno del año al ubicarse en la primera posición de la Carrera a Londres, la clasificación que define las ocho duplas que jugarán a final de año el Torneo de Maestros. Todo un lujo.

Los colombianos llegaron a la cima de este escalafón con 2.280 puntos, 130 más que los segundos, los estadounidenses Bob y Mike Bryan, una de las mejores parejas de todos los tiempos. Este hecho es inédito para el tenis colombiano, ya que nunca antes se había logrado que un tenista, o una dupla en este caso, se ubicara en una posición tan privilegiada.

Cabal y Farah acumulan este año dos títulos: el de ayer en Roma y el del ATP 500 de Barcelona (España), además del subcampeonato del ATP 250 de Sídney (Australia). También hicieron semifinales en el ATP 500 de Río de Janeiro (Brasil) y los cuartos de final en el ATP 500 de Acapulco (México) y en el Masters 1000 de Indian Wells (Estados Unidos). Luego de este logro, el gran objetivo será buscar el título de Grand Slam que se les ha escapado en diferentes oportunidades. Sobre polvo de ladrillo se sienten fuertes y los títulos en Roma y Barcelona los hacen soñar con la posibilidad de ganar en Roland Garros.

Con la cabeza fría luego de la celebración, que fue muy familiar, pues ambos contaron con el apoyo de sus parejas en la tribuna, Cabal y Farah, patrocinados por Colsánitas y Babolat, hablaron sobre las sensaciones de vivir una semana de ensueño en la capital italiana por segundo año consecutivo.

El Colombian Power, como se denominan como equipo, llegó como la pareja preclasificada número cuatro y poco a poco fue escalando en su nivel y creyendo en que volver a terminar con brazos en alto sería una posibilidad. “Me repetía a mí mismo y a Juan Sebastián: ‘Si remontamos este juego, lo conseguimos. Solo concentrémonos en remontar este juego’”, dijo Farah, quien explicó lo esenciales que fueron los games finales del partido.

“Seguimos luchando, luchando punto por punto. Por eso sabemos que tenemos el nivel, que podemos vencer a cualquiera, y en eso estamos enfocados”, expresó Cabal.

Sobre el sentimiento de triunfo, Robert Farah comentó: “Me siento como cuando ganas torneos, que las cosas van a tu manera. Esa es la forma en que está y no sé qué es, no sé cómo explicarlo... Cuando es tuyo, es tuyo”. Y finalizó: “Cada vez que ganas un evento Masters 1000 es algo especial. No hay palabras para describirlo. Ganarlo en años seguidos es más impresionante. Solo aumenta nuestra confianza como equipo”.

Y sí que necesitarán estar fuertes en Roland Garros, el segundo Grand Slam del año, que comenzará el 27 de mayo en París (Francia). Cabal y Farah esperan que sea el escenario para conseguir su primer torneo major y continuar escribiendo historia en el tenis colombiano.