Cancelan por lluvia la jornada del US Open

Las condiciones climáticas van a empeorar durante el día en Nueva York.

La jornada del martes del Abierto de tenis de Estados Unidos fue cancelada en su totalidad a causa de las lluvias, y se realizará el miércoles, informaron los organizadores del último Gran Slam de la temporada.

Los dirigentes del torneo destacaron que, de acuerdo al parte meteorológico más reciente, las condiciones climáticas van a empeorar durante el día en Nueva York.

"El pronóstico más reciente indica empeoramiento de las condiciones y no se prevén pausas en las lluvias durante el resto del día y la noche. Debido a este pronóstico, la USTA está cancelando las sesiones matutinas y nocturnas del martes 6 de septiembre", dice la nota.

El comunicado señala que toda la sesión se mueve para el miércoles, pero no aclara si se unirá junto al programa previsto para ese día, que incluye los partidos de singles de cuartos de final masculino y femenino.

Este martes estaban previstos los encuentros de octavos de final de hombres y de cuartos de final de mujeres, así como algunos juegos de dobles de ambos sexos y del torneo junior que comenzó el domingo.

Entre los que debían saltar a la cancha el martes estaban el español Rafael Nadal, segundo del mundo y campeón defensor, para su primer partido desde el dramático episodio de calambres en su conferencia de prensa, y el escocés Andy Murray (N.4).

Murray debía jugar contra el estadounidense Donald Young, en el primer turno del estadio principal Arthur Ashe, seguido del tope de Nadal con el luxemburgués Gilles Muller.

También se preveían los enfrentamientos masculinos entre el español David Ferrer (N.5) ante el astro local Andy Roddick (N.21), y el del estadounidense John Isner (N.28) contra el francés Gilles Simon (N.12).

En el femenino, estaban programadas las semifinales entre la alemana Angelique Kerber y la italiana Flavia Pennetta (N.26), y la australiana Samantha Stosur (N.9) ante la rusa Vera Zvonareva (N.2).

Las lluvias en Flushing Meadows comenzaron desde la noche del lunes, cuando promediaba el partido de octavos de final que el suizo y número tres mundial Roger Federer jugaba con el argentino Juan Mónaco.

"Fue una suerte que no apretara la lluvia y pudiéramos terminar esta noche, porque si no habría que seguir mañana (martes) y tendría menos días de descanso", destacó Federer luego de alcanzar la victoria en tres sets ante Mónaco.

En los últimos tres años, las lluvias han sido protagonistas principales de Flushing Meadows, obligando a cambiar de domingo para lunes las finales masculinas.

Temas relacionados