Caroline Wozniacki y Simona Halep disputarán final del Abierto de Australia

La final será la ocasión para ambas tenistas de triunfar por primera vez en un torneo del Grand Slam.

Caroline Wozniacki - Simona Halep. /AFP

La rumana Simona Halep, número uno mundial, enfrentará a la danesa Caroline Wozniaki (N.2) en la final del Abierto de tenis femenino de Australia que se disputa en Melbourne, tras vencer en semifinales a la alemana Angelique Kerber (N.16) en tres sets, 6-3, 4-6, 9-7.

Halep, 26 años, que jugará su primera final en Australia, al igual que Wozniaki, salvó dos puntos de partido en el tercer set, que se definió al cabo de 16 juegos llenos de suspenso.

Antes, Halep había desaprovechado, durante su servicio, dos puntos de partido que le hubieran permitido ganar el tercer set 6-4.

"Fue muy duro, todavía estoy temblando. Disputar dos partidos como este, en el mismo torneo, no es fácil", declaró la tenista rumana.

En la tercera ronda, Halep había ganado tras salvar tres puntos de partido frente a la estadounidense Lauren Davis.

Por su parte, Wozniacki pasó a la final con más facilidad, derrotando a la belga Elise Mertens (nº37) en dos sets, 6-3, 7-6 (7/2).

Cada una ha disputado dos finales del Grand Slam. Halep perdió las finales de Roland Garros en 2014 y 2017 y Wozniacki la final del Abierto de Estados Unidos en 2009 y 2014.

La ganadora de la final, que se disputa el sábado, encabezará la clasificación WTA de tenis a partir del lunes.

Este jueves, frente a la alemana Kerber, 29 años, Halep jugó en forma muy ofensiva, marcando 20 de los primeros 25 puntos del partido.

Pero Kerber reaccionó, recuperando su juego, el que le había permitido en 2016 triunfar en los abiertos de Australia y Estados Unidos y ocupar el primer lugar de la clasificación WTA.

El fin del partido, tenso, con las tenistas aguerridas a pesar del agotamiento, colmó las expectativas del público del estadio Rod Laver Arena.

"Parecí una montaña rusa, pero no renuncié. Debo decir que estoy muy orgullosa", dijo Halep, que ganó gracias a un mejor saque (seis aces) y un juego más eficaz, logrando más puntos ganadores que su rival, 50 contra 33.