"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 4 horas
contenido-exclusivo

Daniel Galán y la responsabilidad de seguir siendo una promesa

El tenista santandereano sigue siendo una de las esperanzas del tenis en Colombia. Con su participación en la Copa Davis 2020 espera lograr la clasificación de nuestro país a la final del mundial del torneo, que se jugará en noviembre en la Caja Mágica de Madrid (España).

El santandereano Daniel Galán fue la figura de Colombia en la serie de Copa Davis ante Brasil en el 2018. EFE

Daniela Galán tuvo en enero pasado la mejor participación en su carrera en un Grand Slam. Su participación en el Abierto de Australia demostró que si bien aun hay un largo camino por recorrer, sus pasos se hacen cada vez más sólidos. En la ronda clasificatoria ganó los tres partidos que lo hicieron acreedor de un cupo en el mapa general del torneo. Aunque no pudo vencer al chileno Alejandro Tabilo (208 ATP), quien se impuso con parciales de 4-6 6-3 6-4 6-7(8) 6-4 luego de tres horas y 23 minutos de lucha, sí marcó un avance importante, pues nunca antes había logrado pasar de las jornadas previas al campeonato. 

Junto a Santiago Giraldo, Alejandro González y los doblistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, el tenista santandereano de 23 años buscará llevar a Colombia a la final del mundial de la Copa Davis. Sus ocho horas de entrenamiento, que se dividen en cuatro dedicadas al tenis y otras cuatro al fortalecimiento físico, han demostrado que el talento debe ir anclado a la disciplina, al compromiso de mejorar desde los pequeños detalles que se van solucionando en las jornadas de trabajo.

Puede leer: Farah: “Ojalá la gente nos acompañe en esta serie ante Argentina”

Luego del sexto repechaje que Galán consiguió en la Copa Davis 2018, Farah, que vuelve a ser compañero en el torneo, afirmó que: “ la verdad es que me dejó sorprendido con el nivel que mostró este fin de semana. Puro carácter y actitud. Le compitió de tú a tú a Monteiro, alguien muy metido en el ATP. Y es que le ganó muy fácil: 6-3 y 6-3. Tiene un futuro inmenso”, señaló el doblista Robert Farah. “Lo de Daniel fue muy meritorio. Era su primera confrontación de alto nivel y demostró el potencial que tiene. Está para grandes cosas y hay que seguirlo. Él ya hace parte de esta familia. Nosotros sabemos el nivel que puede llegar a alcanzar”, complementó su pareja, Juan Sebastián Cabal. “Galán hizo un papel vital, salvó dos puntos y me pone muy contenta por verlos otra vez en el repechaje”, añadió la tenista Mariana Duque en aquel entonces.

Y el padre de esa familia, Felipe Berón, entrenador del equipo Colsánitas, también elogió lo hecho por el oriundo de Bucaramanga. “Fue fundamental lo que hizo Daniel. Demostró, a pesar de su corta edad, que tiene la madurez necesaria para afrontar este tipo de compromisos con toda la presión encima por estar siempre abajo en el marcador. Está mostrándonos que tiene mucho futuro. Daniel y Nicolás Mejía son el recambio del tenis masculino”.

Desde ese entonces Daniel Galán ha logrado mantenerse entre los mejores tenistas del país. En el escalafón mundial ubica la casilla 148. En ocho años de carrera el colombiano ha logrado ganar cinco títulos (cuatro ITF y un Challenger Tour), sin embargo, su anhelo y su meta es persistir para alcanzar un título ATP y así darle a Colombia una alegría que se ha hecho esquiva desde hace años en la categoría de sencillos en el tenis. Ser mucho más osado desde el saque y regular las fuerzas para sostener un equilibrio y un rendimiento óptimo en cada partido son ejes que el tenista de 23 años ha trabajado y ha mejorado. 

No ha probado un pedazo de carne o un huevo en su vida. Ese es el primer mandamiento de Santos y Doris, sus padres, en el hogar de los Galán. Una filosofía vegetariana de vida que le ha traído reparos al deportista de 1,90 metros de estatura, pero que no ha ablandado sus convicciones. “Quizás vivir implica ser infiel a los demás para ser fiel a uno mismo”, dice un viejo adagio en el que navega el joven tenista.

“Yo fui criado de esa manera. De pronto para la gente no es algo común. Así soy yo, no me siento diferente a nadie, lo llevo con mucha calma y no me dejo presionar de las opiniones de la gente. Sé que van a ser una constante en mi carrera, pero voy a seguir mi camino fiel a lo que yo creo. Y es así que considero que se puede llegar a lo más alto”, sentencia Galán, quien no tuvo fogueo juvenil y empezó su carrera en el circuito profesional. Sus hermanos, Xando, Sat y Rocío, le abrieron el camino.

Daniel Galán se convirtió a mediados de marzo de 2018 en la raqueta número uno del país, al ubicarse en la casilla 286 del escalafón ATP, seguido por Santiago Giraldo en la 288. El santandereano es el duodécimo jugador en la historia en ser el número uno de Colombia.

“Son cosas con las que uno sueña desde chiquito. Hay que aprender a valorar lo que han hecho todos los tenistas por nosotros. Desde la época de Fabiola Zuluaga hasta la de Giraldo y Falla. Sé del potencial que tenemos y esperamos darle más alegrías a Colombia”, cierra Galán. Hay futuro con el hermano menor y el encargado de seguir el legado de una familia que hizo del deporte su tejido y su testimonio de este paso por el mundo. 

 

907693

2020-03-04T16:03:49-05:00

article

2020-03-04T16:03:49-05:00

aosorio_262373

none

* Redacción Deportes

Tenis

Daniel Galán y la responsabilidad de seguir siendo una promesa

63

5636

5699

1