Deportistas a los que los retiraron las lesiones

A propósito del anuncio del retiro de Andy Murray, estos son otros atletas que han terminado su carrera de manera prematura por culpa de problemas físicos.

De izquierda a derecha: Andy Murray, David Nalbandian, Gustavo Kuerten y Just Funtain. EFE y AFP

En el deporte de alto rendimiento, la exigencia física es constante y muchos organismos pasan factura. Las lesiones delicadas o crónicas han obligado a grandes deportistas a retirarse de la actividad a temprana edad.

Así como los fuertes dolores en la espalda llevaron al tenista escocés Andy Murray a anunciar su adiós de las canchas, en 2013 el argentino David Nalbandian, a los 31 años de edad, se despidió del profesionalismo debido a problemas en el hombro. Algo similar ocurrió con el brasileño Gustavo “Guga” Kuerten, tricampeón de Roland Garros, quien dejó el tenis a los 30 años por una lesión crónica en la cadera. “Mi límite fue el cuerpo. Tenía ganas de seguir, pero la parte física me lo impidió”, dijo.

En el fútbol también se han presentado casos parecidos. El goleador del Mundial de Suecia 1958, el francés Just Fontaine, jugó apenas hasta los 28 años debido a una fractura de rodilla. Y el tobillo dejó fuera al holandés Marco van Basten cuando apenas tenía 29 años. El brasileño Tostao se retiró a los 26 por un desprendimiento de retina.

Claro que el retiro prematuro no obedece siempre a razones físicas. Hay deportistas que se han jubilado por la falta de motivación u otras prioridades, como los tenistas argentinos Gabriela Sabatini y Guillermo Coria, o más recientemente el campeón mundial de Fórmula Uno en 2016, el alemán Nico Rosberg.