Dimitrov vence a Goffin en una gran final y se consagra en el Masters

El búlgaro, número seis del mundo, se consagró del torneo que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo.

AFP

El búlgaro Grigor Dimitrov, sexto jugador mundial, ganó el Torneo de Maestros, certamen que reúne a los ocho mejores tenistas del año, al derrotar en una gran final al belga David Goffin (8º) por 7-5, 4-6 y 6-3, este domingo en Londres.

En un duelo de gran nivel, Dimitrov, invicto esta semana, batió a Goffin, que venció a Rafael Nadal (1º) en la fase de grupos y a Roger Federer (2º) el sábado en semifinales. 

Al belga le queda el consuelo de buscar el título en la Copa Davis en la final ante Francia, el próximo fin de semana en Lille.

"Es una semana muy especial para mí, con muchas emociones y cansancio", declaró Goffin al recibir el trofeo de finalista.

Dimitrov, que logró la rotura decisiva del tercer set en el sexto juego, selló el triunfo con su quinta bola de partido. 

El lunes se convertirá en el tercer jugador de la lista mundial, coronando la mejor temporada de su carrera. Completará un podio nada más y nada menos que por detrás de Nadal y Federer.

"Ha sido una de las semanas más bonitas de mi vida. David es un tremendo jugador, es uno de los tenistas que más ha mejorado en las últimas semanas y meses. Tuve que hacer une esfuerzo increíble. Ha sido un honor jugar la final, no tengo palabras", reaccionó emocionado el búlgaro tras recibir la Copa de Maestros.

Conocido como 'Baby Fed' en sus inicios por sus similitudes en el juego con Federer, Dimitrov, de 26 años, fue semifinalista en el Abierto de Australia este año y logró en Cincinnati su primer título de categoría Masters 1000. 

Goffin y Dimitrov ya se habían encontrado esta semana en Londres, en la fase de grupos, y el búlgaro ganó 6-0 y 6-2, sin dar opciones al belga, resucitado en semifinales ante Federer.

Este domingo la historia fue muy diferente. El partido fue tomando vuelo, desde un inicio en el que ambos jugadores intercambiaron roturas hasta un final de excelente categoría.

En la primera manga Dimitrov no controlaba su golpe de derecha y Goffin aprovechó para sitaurse 3-1. Poco a poco el búlgaro se hizo con el escenario, varió su juego e igualó 4-4, antes de cerrar el set por 7-5, en la quinta bola.

En una final espectacular, Goffin mostró todo su talento y nervios de acero para salvar cuatro bolas de partido. Finalmente un error en una acción sencilla, una volea en la red, otorgó el triunfo a Dimitrov, en dos horas y media de juego.

Temas relacionados