contenido-exclusivo

El corazón dice sí, el cuerpo que no: Del Potro y el fantasma de las lesiones

El argentino, quien tuvo las condiciones para ser uno de los mejores tenistas de la historia, sigue alejado de las canchas por problemas físicos. Fue operado por segunda vez de su rodilla derecha. Sus dos verbos: resistir para volver.

AFP

"Ya no tengo nada que perder en el tenis, por eso lo estoy disfrutando tanto", aseguró Juan Martin del Potro tras vencer al alemán Philipp Kohlschreiber y clasificarse a las semifinales de Indian Wells en 2018, el último gran logro del argentino tras vencer en la final, a un viejo conocido como Roger Federer, con quien los recuerdos son más dulces que amargos. Las muñecas dijeron tres veces que no, el corazón de Delpo respondió siempre que sí. Y lo seguirá haciendo luego de ser intervenido quirúrgicamente el pasado lunes por segunda vez en su rodilla derecha. Las lesiones, sus fantasmas. 

Pensó en el retiro, tuvo depresiones, pero nunca bajo los brazos. Y a sus 31 años, seguirá luchando. “Es una noticia que me entristece. Hace dos años terminó tres o cuatro del mundo. Sólo espero que con la nueva operación se solucione el problema y podamos verlo otra vez”, las palabras de Rafa Nadal. 

La Torre de Tandil cosechó en Indian Wells el título individual más importante de su carrera casi una década después del Abierto de Estados Unidos, en 2009, tras salvar tres bolas de partido del suizo. Y es que él lo había dicho: ya no hay nada que perder. Pero sí mucho por ganar.

Tuvo mucho para ganar luego de ese 2009 de ensueño en el que consiguió su único Grand Slam con 20 años. Pintaba para ser el mejor, pero unos cuantos meses después en el Abierto de Australia 2010, empezó su suplicio: sus muñecas. Las lesiones truncaron su carrera y tuvo que reconstruírse su muñeca izquierda tres veces.

Desapareció del radar. Los años pasaron, llegaron las depresiones, las recaídas. Pensó en retirarse, el cuerpo decía que no. Del Potro, viejo zorro, nunca se ha rendido.

Es 2020 y el argentino sigue en la búsqueda del Del Potro modelo 2009. El tiempo sigue pasando, pero él lo seguirá intentando.

901800

2020-01-28T10:19:47-05:00

article

2020-01-28T10:23:11-05:00

tblanco_1279

none

Thomas Blanco

Tenis

El corazón dice sí, el cuerpo que no: Del Potro y el fantasma de las lesiones

79

2196

2275

1