El difícil camino de Nadal en el Roland Garros

El sorteo del torneo parisino depara un durísimo cuadro para el español, que se cruzaría con Djokovic en los cuartos, Murray en las semifinales y con Federer en duelo definitivo.

Rafael Nadal tendrá un difícil camino por el Roland Garros. Foto: AFP

Un cuadro tremendo y, en consecuencia, un camino plagado de espinas. Si el guion de la película no sufre excesivos retoques y se impone la lógica, a Rafael Nadal, uno de los protagonistas de la ceremonia que tuvo lugar este viernes para sortear el cuadro definitivo de Roland Garros (24 de mayo a 7 de junio), le espera un reto mayúsculo para elevar su décima corona del Grand Slam francés. El español, de 28 años, se estrenará en la arena parisina contra el galo Quentin Halys (304 del mundo) y después deberá navegar en aguas revueltas. Almagro, Dimitrov, Djokovic, Murray y Federer asoman sobre la línea del horizonte en el desafío por prolongar su reinado en París.

Es la consecuencia de su caída hasta el séptimo peldaño de la escalera de la ATP, el peaje de su irregularidad en la primera mitad del año. Se preveía una senda exigente para el español, sexto cabeza de serie en el sorteo tras la baja por lesión del canadiense Milos Raonic (número seis del ránking) y que llega al segundo grande del curso con solo un título (Buenos Aires, de categoría 250) en su hoja de servicios. Demasiados altibajos, demasiados picos de sierra; demasiad alternancia entre los días esperanzadores y esos otros que le han devuelto a la realidad más cruda.

Más allá de las sensaciones que pueda ofrecer el debut contra Halys, Adrian Mannarino (también francés, 31 en la lista) y Dimitrov (11) ya le exigirán a Nadal dos pruebas de solidez en la senda hacia los cuartos. Y allí, con la guadaña a punto este año, debería aparecer el implacable número uno del circuito. Pese a que nunca ha conseguido someter al de Manacor en la superficie rojiza de París, el serbio Novak Djokovic tiene la obsesión de conseguirlo. Y atributos no le faltan. Después de conquistar el Abierto de Australia, el balcánico engarzó sucesivamente los trofeos de Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma. Se estrenará contra el finlandés Jarkko Nieminem (86) y puede toparse acto seguido con Gilles Müller (54), Bernard Tomic (28).

"Tengo cuatro partidos antes de ese, yo solo me fijo en el de primera ronda", puntualizó Nadal antes de que se conociese el cuadro. Si prosperase y superase ese punto de giro, se toparía en la semifinales con Andy Murray, que este año le batió en la final de Madrid y ha logrado sus dos primeros torneos en tierra, y en una hipotética final podría verse las caras con su amigo Roger Federer. El suizo, cerca de los 34 años ya, juega a la carta, pero sigue siendo un oponente temible en cualquier circunstancia. Como consuelo, Nadal ha evitado en el camino hacia la final a rivales como Kei Nishikori, Tomas Berdych o David Ferrer, incrustados en el otro lado del cuadro.

Por otra parte, el sorteo del circuito femenino tampoco ofrece tregua a las representantes españolas. Carla Suárez, la octava mejor raqueta del planeta en estos instantes, arrancará contra la rumana Monica Nicolescu, en tercera ronda se mediría con Flavia Pennetta (28) y después se encontraría con Garbiñe Muguruza (espera rival de la fase previa en la primera ronda). En las semifinales esperaría la rusa Maria Sharapova, dos del mundo de nuevo y ganadora en 2012 y 2014. A la reina mundial, Serena Williams, se le intuye un recorrido con huesos como Victoria Azarenka (3ª ronda), Carolina Wozniacki (cuartos) y Petra Kvitova (semifinales).

 

últimas noticias

Aprobado el nuevo formato de la Copa Davis