El reino de Nadal

Pese a caer ayer en la final de Pekín con el serbio Novak Djokovic, ‘Rafa’ regresa a la cima, tras tres años. Un 2013 lleno de gloria y títulos.

El tenista español Rafael Nadal, ganador este año de diez títulos, dos de ellos de Grand Slam. Aquí durante el torneo de Pekín. / AFP

“Es como un regalo”. Rafael Nadal resumió así su vuelta, hoy oficialmente, al número uno del mundo, que confirmó en la semifinal en el torneo de Pekín, título que ayer perdió con Novak Djokovic por 6-3, 6-4. El regalo, sin embargo, no vino del cielo, sino que se consiguió con ajustes técnicos, decisiones tácticas arriesgadas y trabajo, mucho trabajo.

El español, campeón de 13 torneos de Grand Slam, sin embargo, perdió ayer una racha de 26 victorias por ninguna derrota sobre cemento en 2013.

Para lograr el número uno, Nadal ha jugado mucho y bien. Antes de medirse ayer a Djokovic, había disputado 12 finales en los 13 torneos a los que se ha apuntado en 2013, con 10 títulos y el único borrón de la derrota en la primera ronda de Wimbledon. Eso son 65 partidos ganados por 4 perdidos en lo que va de temporada. Eso es una historia única, impensable y como de guión de cine, que quedará para siempre en los anales de su deporte. Un tenista que en febrero estaba lesionado y jugaba cojeando, es en octubre el mejor del mundo.

Nadal sólo necesitaba llegar a la final del Abierto de China para destronar al serbio, número 1 desde hace 101 semanas. Con esto, el tenista español, que no era número 1 desde julio de 2011, completa un regreso triunfal después de una lesión de rodilla que lo mantuvo siete meses fuera de las pistas, entre mitad de 2012 y principios de este año.

Rafael Nadal, de 27 años, aseguró que este 2013 está siendo “un gran año, uno de los mejores años de mi carrera, sin ninguna duda. Por supuesto que es especial volver a lo más alto del ranquin después de más de medio año sin jugar al tenis”.

No obstante, subrayó Nadal, su mayor satisfacción es volver a tener salud, tras su molesta lesión de rodilla. “Lo que me hace feliz, y lo he repetido centenares de veces, es sentirme competitivo cada vez que participo en un torneo de tenis y sentir que puedo ganar y perder contra cualquiera. Y tener salud. Sin ella, sin salud, nada es posible”.

El final de la temporada se anuncia explosivo entre los dos jugadores, que en noviembre disputarán el Masters de Londres, reservado a los ocho mejores del año, donde se decidirá el ranquin de cierre de 2013. Nadal nunca ha ganado esta corona.

Djokovic felicitó deportivamente a Nadal por haber recuperado la corona después de un año épico: “Tengo que felicitar a Rafael, porque desde luego merece ser el número uno del mundo este año, con la temporada que ha hecho. En lo que va de 2013 es el mejor jugador, no hay duda de ello”.

Pasaron así tres temporadas desde que Nadal terminó el año como número uno. Ningún tenista logró volver al trono tras tanto tiempo. Y así responde el rey: “Tengo números que son muy positivos. Con el tema físico mucha gente lleva muchos años hablando de que no voy a durar mucho, y al final soy el jugador que ha conseguido ganar grandes durante más años consecutivos (nueve). Eso significa que el físico ha respondido y sigue respondiendo. Este dato de los tres años es otro que significa que la ilusión por el deporte sigue estando ahí. A veces uno necesita pasar por momentos malos para reaccionar”.

Temas relacionados