El suizo clasificó a la segunda ronda de Australia: El feliz regreso de Roger Federer

El exnúmero uno del mundo retornó después de seis meses, tras una para por una lesión de rodilla. Admitió que sintió nervios, pero que está satisfecho por volver a jugar.

Roger Federer eliminó ayer al austriaco Jurgen Melzer en el Abierto de Australia. / AFP

No era fácil la puesta en escena del suizo Roger Federer después de perder con el canadiense Milos Raonic el 8 de julio de 2016 en las semifinales de Wimbledon. Su rodilla necesitaba tiempo y cuidado, y por eso decidió no jugar más la temporada pasada. Su participación en la Copa Hopman, a principios de 2017, fue su primer y único contacto con las canchas después de su para. Ayer, era su regreso oficial en el Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año. Y el exnúmero uno del mundo no fue inferior al reto y selló su primera victoria.

Federer, de 35 años, superó la prueba de fuego al vencer al austriaco Jurgen Melzer por 7-5, 3-6, 6-2 y 6-2 en dos horas y seis minutos, con mucho esfuerzo, alternando pasajes del partido en los que encadenó fallos, propios de su ausencia en el circuito, con delicados toques de su habitual repertorio.

Y el suizo, que no tiene problemas en decir lo que siente, confesó al final del partido que había sentido nervios: “Sentí nervios cuando el partido comenzó. Estuve bien durante todo el día, calentando cinco minutos con Jurgen. Me sentí bien. Pero en el inicio del choque algo cambió. Fue como, no es tan fácil como pensé que iba a ser. Estoy contento de cómo trabajé. Al final estoy bastante feliz por cómo terminé, que es lo más importante, y espero quedarme unos días más aquí”.

Federer compite en esta edición como cabeza de serie número 17, por fuera de los 10 favoritos, hecho que no ocurría en un Grand Slam desde el Abierto de Estados Unidos de 2002, cuando entró de 13.

Sin embargo, tiene en su camino el chance de seguir conquistando récords y marcas en su historial. El exnúmero uno del mundo y ganador de 17 títulos de Grand Slam podría convertirse en el tercer hombre en ganar cinco trofeos del Abierto de Australia, tras Novak Djokovic y Roy Emerson, que comparten la cifra de seis coronas. Además, a sus 35 años y 174 días, Federer busca convertirse en el segundo más veterano en la Era Open en ganar un Grand Slam tras Ken Rosewall, que llegó a levantar el trofeo en Australia 1971 con 37 años y 62 días.

“Es bonito volver a jugar al tenis de forma real otra vez. Aunque hubiera perdido estaría contento, porque significa que estoy de vuelta”, dijo el suizo en la pista del Rod Laver Arena.

En segunda ronda, Roger Federer, padre de cuatro hijos, se enfrentará contra el estadounidense Noah Rubin, de la fase previa del torneo, próximo a cumplir 21 años, 200 del mundo, que derrotó a su compatriota Bjorn Fratangelo por 6-7, 7-5, 3-6, 6-2 y 6-2.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Aprobado el nuevo formato de la Copa Davis