Federer sueña con su octavo Wimbledon

Quedaron definidas las semifinales masculinas del tercer Grand Slam del año.

El suizo Roger Federer afirmó ayer, después de derrotar al francés Gilles Simon y avanzar a semifinales del torneo, que todavía le queda “energía para un gran partido” ante el británico Andy Murray. “Él y yo nos hemos enfrentado en muchas ocasiones. Estoy feliz de estar en semifinales, ha sido un camino largo, pero todavía me quedan fuerzas para el próximo partido y estoy deseando que llegue ya”, dijo Federer en la sala de prensa del All England Tennis Club.

“No he visto muchos partidos de Andy en Wimbledon este año. Estuve viendo el choque ante Ivo Karlovic, que ganó de forma convincente. Sé que se llevó también el título de Queens, por lo que seguro será un encuentro difícil”, añadió el helvético, quien se impuso ayer en cuartos de final de Wimbledon al francés Gilles Simon, cabeza de serie número 12, por 6-3, 7-5 y 6-2, en una hora y 34 minutos. “Gilles es un rival muy complicado, con un excelente resto. Nos hemos enfrentado varias veces y siempre han sido partidos difíciles, de cinco sets. Ahora fue una victoria convincente, pero eso no quita que el choque fuera complicado”, declaró.

El encuentro ante Murray, campeón sobre la hierba londinense hace dos años, será el primero entre ambos en Wimbledon desde el verano de 2012, año en el que se enfrentaron en la final del “major” británico, ganado por Federer, y en la lucha por la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, que se llevó el escocés. “Recuerdo que fue un partido complicado (Wimbledon), en el que se tuvo que cubrir la pista por la lluvia. Los Juegos Olímpicos, sin embargo, fueron muy diferentes. Vine de un encuentro muy duro ante Del Potro y frente a Andy no tuve ninguna oportunidad. Me ganó muy rápido”, sostuvo el suizo.

La otra semifinal será disputada por Novak Djokovic, el número uno del mundo, y el francés Richard Gasquet.

 

últimas noticias

Federer, triste por la reforma de la Copa Davis

Aprobado el nuevo formato de la Copa Davis