Los favoritos cumplen en Wimbledon

El abierto británico se desarrolla sin sorpresas.

Los principales cabezas de serie de Wimbledon solventaron sus encuentros de tercera ronda, que esta jornada no deparó sorpresas y fue benévola con el británico Andy Murray, cuarto favorito, el francés Jo-Wilfried Tsonga, cuarto, así como con el español David Ferrer, séptimo.

Murray fue el último en completar en la jornada de su encuentro, frente al chipriota Marcos Baghdatis, al que se acabó imponiendo, no sin sufrimiento, por 7-5, 3-6 6-4 y 6-1 en tres horas y 13 minutos.

Murray, que transita por una parte del cuadro más despejada desde que el segundo cabeza de serie del torneo, el español Rafael Nadal, quedó eliminado, se verá las caras en octavos con el croata Marin Cilic, que logró imponerse al estadounidense Sam Querrey en tercera ronda tras un agónico quinto set (17-15).

"Tuve varias oportunidades de romperle el servicio al principio, pero no lo lograba, me costaba mucho. Luego, bajo el techo, parece que golpeaba mejor", señaló Murray al término del choque.

Sobre el tiempo que pasó de las 22.00 GMT, la hora que el reglamento de Wibmledon prevé para continuar jugando, el británico señaló que no conoce con exactitud "cuáles son las normas" en esos casos.

"En el marcador decía que no se jugaría más allá de las once, así que en el último juego pregunté si podíamos continuar. Me dijeron que sí, así que seguimos", explicó el héroe local.

Tsonga, semifinalista el pasado año en el All England Lawn Club, no dejó lugar a las dudas y derrotó con contundencia al eslovaco Lukas Lacko, por 6-3 y 6-3 en una hora y 36 minutos.

Tsonga hizo valer su excelente servicio y su potente derecha para sellar su pase a una cuarta ronda en la que se verá las caras con el estadounidense Mardy Fish, verdugo hoy del belga David Goffin por 6-3, 7-6(6) y 7-6(6).

El francés afronta su quinto Wimbledon en una temporada en la que ha quedado semifinalista en Roland Garros y alcanzó la cuarta ronda en el Abierto de Australia.

Tsonga se mostró tras el encuentro "feliz" por la clasificación, si bien afirmó que se encontró "incómodo" sobre la pista en "casi todos los puntos".

"Era un día de mucho viento, las condiciones eran muy difíciles y no pude desplegar mi mejor tenis. De todas formas, estoy muy feliz por pasar a octavos", sostuvo el quinto favorito del torneo.

Tampoco se fue descontento a descansar esta noche David Ferrer, el único español que sigue adelante en el torneo, tras sobreponerse a las dificultades que le presento el estadounidense Andy Roddick en la pista central y terminar ganando 2-6, 7-6(8), 6-4 y 6-3, en dos horas y 38 minutos.

El de Jávea, séptimo cabeza de serie en el Grand Slam sobre hierba, se medirá en la siguiente ronda al argentino Juan Martín del Potro, que hoy venció por su parte al japonés Kei Nishikori.

El número nueve en Wimbledon, campeón del Abierto de Estados Unidos en 2009, derrotó a su rival en dos horas y 26 minutos, por 6-3, 7-6(3) y 6-1.

"No va a ser fácil jugar contra Del Potro. Tengo que mantener un buen porcentaje con mi primer servicio y dominar los primeros golpes. Cuando aquí (sobre hierba) pierdes la iniciativa no es como en tierra batida o en pista rápida, cuesta mucho más recuperarla", advirtió Ferrer, su próximo rival.

En el cuadro femenino, la actual campeona, la checa Petra Kvitova, no falló ante la estadounidense Varvara Lepchenko, a quien se impuso por 6-1 y 6-0 en 53 minutos de juego, mientras que la segunda favorita este año, la bielorrusa Victoria Azarenka, hizo lo propio con la eslovaca Jana Cepelova: 6-2 y 6-3, en una hora y 14 minutos.

La estadounidense Serena Williams, cabeza de serie número seis, por su parte, abrió la central esta mañana con victoria ante la china Jie Zheng, a quien se impuso por 6-7(5), 6-2 y 9-7 en dos horas y 28 minutos.

Temas relacionados