La mala hora de Novak Djokovic

El inicio del primer Grand Slam, el Abierto de Australia, suponía como plato fuerte el duelo entre Andy Murray y el serbio por el puesto número uno del mundo.

Djokovic, número dos del mundo, cayó en la segunda ronda del Abierto de Australia. / Efe

Con lo que nadie contaba era que la segunda ronda depararía la gran sorpresa del torneo en Australia: la eliminación de Novak Djokovic, a manos del número 117 del mundo, el uzbeko Denis Istomin, en cinco vibrantes sets con parciales de 7-6, 5-7, 2-6, 7-6 y 6-4, en un partido en el que el otrora invencible del tenis mundial cometió 72 errores.

En los últimos siete años, el de Belgrado sólo había perdido una vez contra un jugador fuera de los cien primeros puestos del escalafón. Fue en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, cuando el argentino Juan Martín del Potro lo noqueó en la primera ronda.

Nole, quien desde 2008 no quedaba por fuera de la segunda ronda de un torneo de los grandes (fue eliminado de Wimbledon por el ruso Marat Safin), perderá una considerable cifra de puntos: 1.955 en total, lo que lo distancia todavía más de Andy Murray.

Lo cierto es que a Djokovic, desde que se coronó campeón en 2016 del torneo de Wimbledon, las cosas no le salen bien y por eso perdió su corona mundial. Mientras que en la otra orilla está el brillo de Murray, quien el año pasado ganó ocho títulos, entre ellos Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el ATP Masters de final de temporada. Ahora su desafío es levantar el trofeo en Melbourne, después de cinco finales perdidas.

“Me quito el sombrero ante Denis. Todo el mérito es para él porque jugó increíble. Elevó el nivel cuando fue necesario. Fue agresivo, sacó muy bien, con mucha precisión. Por supuesto, no estoy satisfecho con mi actuación”, dijo el serbio de 29 años de edad.

“Empecé la temporada muy bien. Cualquier día puedes perder. Nada es imposible. Son más de cien jugadores que empiezan en el cuadro principal. Supongo que la calidad de los jugadores va subiendo y subiendo cada año. Todos mejoran. Todos son más profesionales y son mejores en pista. Es hora de partir y de aprovechar el tiempo con mi familia”, reflexionó el serbio, quien el 14 de julio de 2014 contrajo matrimonio con Jelena Ristic, tras ocho años de relación. Y el 22 de octubre de 2014 se estrenó como padre, con el nacimiento de su hijo Stefan.