Nace plataforma para seguir el pulso al asesinato de líderes sociales y el futuro de excombatientes

hace 8 mins

Nadal: el retorno del rey

El español jugará este lunes (3:00 p.m. Espn) contra Novak Djokovic la final de la Copa de Maestros, que nunca ha ganado.

Nadal exhibe la copa que lo acredita como el número uno de 2013. / AFP

Rafael Nadal escribió este fin de semana otro capítulo cargado de gloria en su ya exitosa carrera como profesional: ayer se clasificó para la gran final de la Copa de Maestros de Londres, torneo que nunca ha ganado, y allí mismo también recibió el trofeo que lo acredita como número uno del mundo al final de 2013. Y para ello, se vistió de gala, como corresponde.

El español cerró así el año como primero del ranquin por tercera vez en su carrera, al término de una temporada en la que reapareció tras siete meses fuera de la pistas en los que estuvo recuperándose de una lesión de rodilla.

El logro de volver a lo más alto tras su lesión fue reconocido igualmente por la ATP con el galardón al Regreso del Año, que también le fue entregado al de Mallorca sobre la pista. “Estoy muy feliz por poder volver a estar aquí este año. El apoyo de todo el mundo ha sido increíble y sólo puedo dar las gracias a todos. Ser el número uno en cualquier deporte es algo de lo más difícil que se puede conseguir. Hay que enfrentarse a jugadores realmente buenos”, afirmó el español, que en 2008 y 2010 también acabó en lo más alto del escalafón.

Nadal alcanzó por primera vez en su carrera el número uno el 18 de agosto de 2008 y desde entonces ha estado en esa posición durante 107 semanas. Tras su largo período fuera de las pistas, el balear logró alzarse de nuevo a lo más alto del ranquin el pasado 7 de octubre, y en la Copa de Maestros ha sumado los puntos necesarios para asegurarse matemáticamente el puesto hasta final de temporada.

Nadal sucede así al serbio Novak Djokovic, número uno en 2011 y 2012, que esta vez no pudo sobrepasar al español y será segundo en el ranquin.

Y para celebrar con todos los honores su condición de rey mundial, Nadal dio ayer una lección de tenis en la primera semifinal de la Copa de Maestros, al derrotar en dos sets por 7-5 y 6-3 al suizo Roger Federer y clasificar así para la final en Londres.

El español disputará su segunda final en el torneo que reúne a los ocho mejores del ranquin al término de cada temporada —perdió ante Federer en 2010—, mientras que el suizo quedó eliminado de un campeonato que ha conquistado en seis ocasiones, más que ningún otro tenista.

Federer se enfrentaba ayer en Londres a Nadal y a su propio estado de forma, un día después de un exigente duelo de dos horas y media ante el argentino Juan Martín del Potro y al término de una temporada en la que tan sólo ha levantado un torneo menor (Halle), su peor resultado en más de una década.

A pesar de que su carrera parece haber entrado en declive, Federer, el tenista que más torneos del Grand Slam ha ganado (17), luchaba en esta edición para hacerse con su séptima Copa de Maestros en uno de sus escenarios fetiche. En el O2 Arena de la capital británica, el suizo derribó hace dos años con un sonoro 6-3 y 6-0 a Nadal, que nunca hasta ayer había batido a Roger en una pista cubierta.

Nadal es definitivamente la bestia negra del tenista más laureado de la historia y su victoria en Londres dejó el marcador de sus duelos en 22-10.

Si el español se anota hoy el torneo, sería la coronación de un año extraordinario en el que ha ganado ya 10 torneos, entre ellos dos Grand Slam: el Abierto de Estados Unidos y Roland Garros.