Roger Federer vuelve a sonreír

El suizo superó a Kei Nishikori en Australia y logró su triunfo 200 sobre jugadores del top 10. Murray fue eliminado.

Roger Federer celebró a rabiar su victoria sobre el japonés Kei Nishikori, en Melbourne. / Efe

La primera semana del Abierto de Tenis de Australia resultó más sorprendente de lo esperado. En apenas tres días, los dos principales favoritos al título, el británico Andy Murray y el serbio Novak Djokovic, uno y dos del mundo respectivamente, quedaron eliminados.

En cambio, el veterano Roger Federer regresó a las canchas después de varios meses de inactividad y parece haber recuperado su mejor forma. Este domingo derrotó al japonés Kei Nishikori y, además de avanzar a los cuartos de final, logró su triunfo número 200 sobre jugadores del top 10.

Poco antes, Murray había caído en octavos de final por 7-5, 5-7, 6-2 y 6-4, frente al alemán de origen ruso Mischa Zverev, de 29 años de edad, 50 del escalafón de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

“He sufrido duras derrotas en mi carrera en el pasado y me he recuperado de todas ellas. Esta es sin duda una de las más duras”, reconoció Murray después del partido, aunque señaló: “Volveré pronto a mi mejor nivel, pero ahora mismo, obviamente, estoy bastante afectado porque quería llegar más lejos en este torneo y no ha sido posible”.

Federer, en cambio, asumió su triunfo sobre el quinto del mundo, 6-7 (4/7), 6-4, 6-1, 4-6 y 6-3, como un punto de quiebre en el torneo.

“Estoy jugando mejor que en las primeras rondas, en las que tuve que usar mucha de mi energía mental para imponerme a mis rivales, imaginando cómo iban a jugar o cómo iban a ser las condiciones. Creo que ahora, en esta instancia, soy capaz de concentrarme punto a punto en mi rival y en las tácticas”, señaló el suizo.

“Me sentí increíble en el quinto set, con una gran energía. Incluso cuando perdía en el cuarto pensé: nos vamos al quinto y no hay problema para mí. Me encuentro bien y estoy jugando un tenis positivo y ofensivo, y mi cuerpo reacciona”, explicó el suizo, quien asume como normal que tanto él como Rafael Nadal estén todavía vivos y sean ahora los grandes candidatos al título: “Creo que si estamos sin lesiones, se puede esperar eso. Que Novak y Andy no estén es una gran sorpresa, pero sin duda es un alivio para nosotros”.