Santiago Giraldo se corona campeón del Seguros Bolívar Open de Pereira

El tenista colombiano venció y sí es profeta en su tierra.

El tenista colombiano Santiago Giraldo, del Equipo Colsanitas, venció este domingo al chileno Paul Capdeville y se coronó campeón del Seguros Bolívar Open de Pereira, torneo que repartió una bolsa de premios de 50 mil dólares y que entregó puntos para la clasificación mundial profesional de la ATP.

El tenista obtuvo así el duodécimo título de su carrera en torneos profesionales puntuables para la clasificación mundial profesional, resgistro en el que también tiene siete subtítulos, uno de ellos conseguidos en el ATP de Santiago de Chile, en 2011.

El colombiano se impuso en 1 hora y 14 minutos de partido, con parciales 6-2 y 6-4, para consagrarse campeón por segunda oportunidad en su ciudad natal. El risaraldense fue campeón de este mismo Seguros Bolívar Open de Pereira en el año 2010.

Santiago venía de derrotar en semifinales al cuarto favorito del torneo, el brasileño Joao Souza, en cuartos de final al ruso Teymuraz Gabashvilli, en segunda ronda al chileno Jorge Aguilar y en primera vuelta al también jugador de Chile Hans Podlipnik.

Esta semana, Santiago Giraldo, Alejandro Falla, Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, así como Alejandro González, del Equipo Colsanitas, se concentrarán en Cúcuta para jugar, entre el viernes y el domingo, la confrontación de Copa Davis contra Uruguay.

El equipo colombiano, cuyo capitán será el extenista colombiano Mauricio Hadad, enfrentará a Uuguay en el complejo tenístico Fabiola Zuluaga, en confrontación correspondiente a la final del Grupo 1 de la Zona Americana de Copa Davis.

El país ganador de esta confrontación avanzará al Play Off por el Ascenso al Grupo Mundial, en el cual tendrá que enfrentar –según se dé el sorteo- a uno de los países que este año perdió en primera ronda del Grupo Mundial y el cual jugará dicha confrontación en busca de mantenerse en la fase mundialista.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Naomi Osaka, una mestiza atípica en Japón