Serena Williams confesó que casi muere durante el parto de su hija

La tenista explicó en una entrevista a CNN que tuvo varias complicaciones, entre ellas un embolia pulmonar, que complicaron el nacimiento de su primogénita. Quien es considerada como la mejor tenista de todos los tiempos, ahora quiere llamar la atención sobre la salud materna.

Se espera que William regrese a las canchas en el próximo Miami Open que empezará el 19 de marzo entrante.AFP

El primero de septiembre de 2017, Serena Williams fue internada en un hospital de Estados Unidos. Ese día, la tenista estaba lista para recibir a su primera hija. Pero el parto se complicó. Así lo narró la propia atleta quien, en una entrevista para CNN televisión, agregó que casi muere durante el nacimiento de Alexis Olympia. 

(Le también: Serena Williams regresa a las canchas luego de haber sido mamá)

De acuerdo con los detalles que entregó Williams, su ritmo cardiaco bajo a niveles extremadamente peligrosos durante las contracciones. Sus doctores no demoraron en darse cuenta que un parto natural no era una opción para la tenista y ordenaron de inmediato realizarle una cesárea de emergencia. 

“La cirugía se realizó sin problemas. Pero lo que siguió para la tenista fue una batalla durante seis días con una embolia pulmonar (una condición en la que una o más arterias de los pulmones se bloquea por un coágulo de sangre) lo que ocasionó todavía más cirugías y muchos otros problemas médicos para la nueva mamá”, explicó el periodista Dave Quinn en la revista Time.

(Le puede intersar: Serena Williams posa con su bebé en la portada de Vogue)

Serena William, explica, sabe que tiene mucha suerte de haber sobrevivido. “La herida de mi cesárea se abrió porque tosía mucho por la condición en mis pulmones (…) cuando finalmente llegué a mi casa, tuve que pasar las primeras seis semanas de mi maternidad en cama. Si no fuera por los médicos que me trataron, no estaría aquí”, señaló la tenista. 

William habló por primera vez de su experiencia dando a luz pues asegura que quiere ayudar al resto de madres en Estados Unidos y en todo el mundo. “Cada mamá, no importa en dónde esté, o su pasado o su raza, merece tener un embarazo y un parto sano. Cuando una mujer tiene una complicación como la que to tuve, muchas veces no tienen el acceso al servicio médico adecuado”, agregó la tenista quien, hasta antes de dar a luz, era la número uno en el mundo.

(Vea también: Hija de Serena Williams asiste a su primer partido de tenis)

“Todos sabemos que existen soluciones simples para este problema como el acceso a parteras y a centros de salud, agua limpia, una buena nutrición y una serie de medicamentos básicos. Sin embargo,  no estamos haciendo lo suficiente. No estamos ayudando a las mujeres en todo el mundo durante sus embarazos”, aclaró la tenista, quien invitó a sus fans a donar dinero al programa de la Unicef para mujeres. “Juntos podemos ayudar a cambiar esta situación”, conclutó Williams.