Sin sorpresas continúa el Masters 1.000 de Miami

Uno de los torneos preferidos por el público y los jugadores, vivió una jornada más de competencia. Serena ya está en semifinales. El partido entre Djokovic y Ferrer de cuartos está para alquilar balcón.

No caben dudas que los 12 días en los que se disputa el Masters 1.000 de Miami, están llenos de tenis de calidad y  un ambiente increíble. Con la participación de los mejores jugadores del mundo tanto en la rama masculina como en la femenina, el Tennis Center en el Crandon Park de Key Biscayne, vive encuentros que resultan únicos, tal y como sucedió este miércoles. 
 
La número uno del mundo, la estadounidense Serena Williams ganó su partido número 700 ante la alemana Sabine Lisicki y de esta manera obtuvo pasaje a las semifinales.La también primera favorita del certamen que otorga cerca de 12,5 millones de dólares en premios para ambos sexos, superó a la europea con marcadores de 7-6 (7/4), 1-6, 6-3.
 
"Yo no sabía que tenía 700, ahora sólo quiero seguir adelante, haciendo lo mejor que puedo", dijo Serena, de 33 años, tras el partido. "Sólo tengo que mantener una actitud positiva y ganar tanto como me sea posible", agregó. La ganadora de siete títulos en la 'Capital del Sol' se medirá ahora en la siguiente fase con la vencedora del partido nocturno de cuartos entre la rumana Simona Halep, número 3, y su compatriota Sloane Stephens.
 
Serena y una segundo set para el olvido
 
Serena tuvo un segundo set para el olvido al ceder fácilmente por 6-1, cuando cometió 23 de sus 43 errores no forzados hasta ese momento .La menor de las Williams reconoció que "sé que hoy no fue mi mejor día, pero me dije a mí misma 'no estoy teniendo el servicio de la forma en que normalmente sirvo' y eso me golpeó, por lo que en ese momento todo lo que puede hacer fue luchar y tratar de dar el 200% en lugar del 100%".
 
La alemana cometió cinco dobles faltas en el saque y Serena seis, pero la campeona defensora logró cuatro aces con el servicio. Además, Serena Williams le quebró el saque cinco veces a su oponente.
 
Cabe recordar que ya se completó el cuadro semifinalista entre las damas pues este jueves la alemana Andrea Petkovic, número 9, y la española Carla Suárez Navarro, siembra 12, se medirán en esa fase. Serena llegó a Miami por decimoquinta vez en su carrera y guarda siete trofeos en este torneo. La número uno mundial, que es dueña de 19 coronas de Grand Slam, busca su octavo título en este evento, mientras que la alemana lo hizo por octava ocasión y por primera vez llegó a cuartos de final.
 
Un partido para alquilar balcón
 
En un encuentro imperdible, el serbio Novak Djokovic, primer favorito del torneo, y el español David Ferrer, sexto sembrado, saldrán este jueves en las canchas del Crandon Park de Key Biscayen en busca de un boleto a semifinales. Djokovic ha defendido bien hasta ahora su trono del año pasado, aunque en su más reciente partido pasó un gran susto ante el ucraniano Alexandr Dolgopolov al perder el primer set y llevarse con dificultades el segundo, para aplastar a su rival en el tercero 6-7 (7/5), 7-5 y 6-0. En la final de 2014 en Miami, Nole venció al español Rafael Nadal (N.2), ya eliminado en la edición de este año. 
 
El serbio ha comenzado el año como todo un número uno del mundo al ganar el primer Grand Slam (Open de Asutralia) y el primer Masters 1000 (Indian Wells). De conquistar de nuevo el trofeo en la ´Capital del Sol´, ´Nole´ se convertiría en el primer jugador en completar la barrida de los Masters 1000 de Indian Wells y Miami en tres ocasiones distintas (antes en 2011 y 2014). Siete jugadores han conseguido barrer dichos torneos en un año desde que el estadounidense Jim Curier lo lograra en 1991, seguido entonces de sus compatriotas Micahel Chang (1992) y Pete Sampras (1994), el chileno Marcelo Ríos (1998), el también norteamericano Andre Agassi (2001) y el suizo Roger Federer (2005 y 2006). 
 
Su sólida actuación de los últimos tiempos han mantenido a Djokovic por 139 semanas consecutivas en la cima del escalafón mundial, a una distancia considerable sobre su más cercano perseguidor, el suizo Roger Federer, ausente de Miami en esta ocasión. 'Nole' busca en Miami su título número 22 en torneos Masters 1000.
 
Por su parte, el español Ferrer, sexto sembrado, queda como el 'buque insignia' de la Armada Española después de la eliminación de Nadal. Ferrer llegó a esta instancia luego de derrotar en octavos al francés Gilles Simon por 7-6 (7/5), 6-0. El ibérico es un veterano jugador con 16 años en el circuito y en 12 presentaciones en Miami tiene como mejor actuación ser finalista en 2013, cuando perdió con el escocés Andy Murray. En otro de los partidos de cuartos, el argentino Juan 'Pico' Mónaco enfrentará al checo Thomas Berdych, a quien el sudamericano nunca le pudo ganar en sus seis enfrentamientos.