Su majestad Roger Federer juega este viernes en Bogotá

A partir de las 6:00 p.m, en el Arena Movistar, enfrentará al alemán Alexander Zverev, en un partido de exhibición.

En 2012 el suizo Roger Federer jugó por primera vez en Bogotá, ante Jo-Wilfred Tsonga. / EFE

Como ocurrió con la mayoría de los grandes deportistas del mundo, su carrera comenzó con un sueño. El anhelo de un niño que jugaba en el club Swiss Tennis de Bienne, ciudad donde entrenaba.

Pasó de ser recogepelotas en el torneo del circuito de la ATP en Basilea a conseguir cien títulos como profesional en más de veinte años de carrera. Pero su destino pudo haber sido distinto, ya que cuando él tenía trece años a su madre le ofrecieron un trabajo en Australia, que declinó a último minuto.

Recordando sus triunfos, el diario suizo Blick preparó un espacial de cien historias de sus victorias como profesional cuando se proclamó campeón en el Torneo de Dubái. Entre aquellas anécdotas se encuentra una muy peculiar de su primer triunfo en Milán, en 2001. Robert, su padre, iba tarde para el partido definitivo. Por el afán, dejó las llaves dentro del carro y las puertas se bloquearon. Después de levantar el trofeo, Roger fue hasta el auto, rompió la ventana y logró que su papá volviera a Suiza con el trofeo, aunque con el vidrio roto.

Infinitas historias son las que se pueden contar del mejor tenista de todos los tiempos, pero si hay algo que se deba resaltar del suizo es su persistencia. En 2016, las rodillas y la espalda le estaban pasando factura de años de trajín y sufría de lesiones que le impedían competir como quería. Mientras se recuperaba, su padre volvió a ser protagonista de la historia. Robert Federer propuso una travesía por las montañas que parecía bastante sencilla. Primero en tren y luego a pie hasta un restaurante espectacular con una gran vista del paisaje. Luego un descenso hasta el lago Alpsee (en Alemania) y de regreso al punto de partida. A todo esto accedió Roger y, tras seis horas de caminata, regresó a su casa bastante adolorido, pero sin calambres ni molestias en la rodilla y la espalda. Parecía que su recuperación había terminado con esa prueba de fuego.

Después de eso, el suizo disputó la final del Abierto de Australia frente a Rafael Nadal. El revés paralelo, que nunca fue una de las grandes virtudes de Federer, fue la clave para obtener esa copa, algo que nunca pensó. “A Rafa no se le derrota con el revés, a menos que seas (Andy) Murray, (Novak) Djokovic, Wawrinka o (Kei) Nishikori”, afirmó el tenista.

Lea también: Stefanos Tsitsipas, campeón del Torneo de Maestros

Con 36 años seguía mejorando y fortaleciendo su juego, buscaba ser el número uno y demostrar, una vez más, que la edad es tan solo una cifra.

Este viernes, desde las 6:00 p.m., Roger Federer disputará su segundo partido en Colombia, esta vez frente al joven alemán Alexander Zverev, una de las grandes promesas del tenis mundial.

En 2012, el ganador de veinte coronas de Grand Slam (ocho en Wimbledon, seis en Australia, cinco en el Abierto de Estados Unidos y una en Roland Garros) y seis Torneos de Maestros, así como medallista olímpico de oro en dobles y plata individual, enfrentó al francés Jo-Wilfred Tsonga, en el Coliseo Cubierto El Campín, ahora Arena Movistar, en donde, según él mismo, disputó el partido más ruidoso de toda su carrera. Aseguró que el apoyo de la gente fue excepcional y que nunca entendió de dónde había salido tanta gente para lograr ese ambiente.

Hoy, el escenario se llenará de nuevo para ver a su majestad, el hombre que personifica la perfección en el tenis.

892184

2019-11-21T21:00:00-05:00

article

2019-11-21T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Felipe Raymond Fajardo

Tenis

Su majestad Roger Federer juega este viernes en Bogotá

55

3655

3710