Suramérica, ausente de la segunda semana de Roland Garros desde 2012

De nuevo esta región volvió a decepcionar este año en Roland Garros al no clasificar a ningún jugador para la segunda semana por tercer año consecutivo.

AFP

Con su mejor embajador, el argentino Juan Martín del Potro, sumido en un calvario de lesiones, el tenis sudamericano volvió a decepcionar este año en Roland Garros al no clasificar a ningún jugador para la segunda semana por tercer año consecutivo.

Desde que la 'Torre de Tandil', ausente por lesión en las tres últimas ediciones, perdiera en cuartos de final del torneo de 2012 ante el suizo Roger Federer, ningún tenista del continente sudamericano ha sido capaz de superar el ecuador de la competición.

"No es de los mejores momentos que ha habido en el tenis sudamericano, pero tampoco es tan malo", relativizó el argentino Leonardo Mayer (N.23) tras caer eliminado ante el croata Marin Cilic el sábado en tercera ronda.

Además de Mayer, el otro sudamericano que jugó tres partidos fue el uruguayo Pablo Cuevas (N.21), protagonista de un choque estelar a cinco sets ante el ídolo local Gael Monfils el viernes cuando caía la noche en la pista Suzanne Lenglen.

 

A falta de resultados, momentos

Sudamérica empezó el torneo con 13 representantes en el cuadro masculino y 3 en el femenino.

A falta de explosiones como las del brasileño Gustavo 'Guga' Kuerten en 1997 o el argentino Gastón Gaudio en 2004, dos de los cuatro jugadores en toda la historia capaces de ganar sin llegar como cabezas de serie (junto al francés Marcel Bernard en 1946 y el sueco Mats Wilander en 1982), el tenis sudamericano ha dejado un puñado de momentos para recordar.

Además de Cuevas, el argentino de 22 años Diego Schwartzman (61º ATP) también protagonizó una bella batalla a cinco mangas en segunda ronda con Monfils, ante el público de Philippe Chatrier, que acabó aplaudiendo al valiente tenista de Buenos Aires

Un experto en épica, el también argentino de 32 años Carlos Berlocq (111º), fue eliminado en segunda ronda, no sin antes dejar dos agónicos partidos a cinco mangas.

En su debut remontó dos mangas en contra para ganar al ucraniano Illya Marchenko. Al cerrar el triunfo 'Charly' se arrodilló en el polvo de ladrillo y se besó la muñeca, antes de comenzar a llogar en su silla.

También alcanzó la quinta manga en segunda ronda ante el ídolo local Richard Gasquet. En un ambiente más propio de la Copa Davis, con ambos jugadores gesticulando a las tribunas, empataron a dos sets el jueves antes de que se suspendiera por falta de luz.

En la reanudación a la mañana siguiente Berlocq no tuvo opciones.

 

Bellucci y Giraldo, en 2ª ronda

Con menos ruido abandonaron el torneo los otros cinco argentinos en liza. Máximo González (115º), Facundo Argüello (137º) y Federico Delbonis (82º) en primera ronda y Juan 'Pico' Mónaco (35º) en la segunda.

Tampoco brilló la dupla colombiana. Alejandro Falla (107º), que llegó de la fase de clasificación como 'lucky loser', quedó emparejado con Roger Federer en su debut. Al menos se llevó el recuerdo de jugar en la central.

Santiago Giraldo (64º), por su parte, no digirió bien su derrota ante el belga David Goffin en segunda ronda.

"Estoy viejo para decir mentiras, es una frustración, es mi noveno Roland Garros", señaló al borde del llanto.

El equipo brasileño tenía muchas esperanzas en una buena actuación de Thomaz Bellucci (40º), relanzado tras su victoria hace una semana en el Torneo de Ginebra. Pero se topó con el japonés Kei Nishikori en segunda ronda.

Además Joao Souza (78º) cayó en primera ronda y Teliana Pereira (76º), que llegaba al cuadro principal tras jugar la clasificación, lo hizo en segunda.

Otro tenista que decepcionó en su segunda comparecencia en París fue el dominicano Víctor Estrella (49º), un tenista de 34 años con una gran progresión en los dos últimos cursos. Sólo duró 1 hora y 23 minutos ante el español Pablo Carreño.

Finalmente debutaron con derrota la puertorriqueña Mónica Puig (86º) y la paraguaya Verónica Cepede Royg (173º), por fin en un cuadro principal de un gran Grand Slam tras caer diez veces en las clasificaciones.

Vista la mala actuación en individuales, para la segunda semana quedan los dobles, con varios tenistas participando en el torneo masculino.