Tiro Olímpico

La práctica de esta disciplina se remonta a épocas antiguas, en las que la actividad de la cacería se utilizaba como mecanismo para el hombre alimentarse.

Pero sería Alemania la que en el siglo XV daría inicio a la práctica del tiro como modalidad deportiva.

Posteriormente, en el siglo XIX, países como Estados Unidos, Inglaterra e Irlanda adoptaron esta disciplina, por lo que se crearon las primeras asociaciones.

A partir del año 1896, con excepción de las justas de 1904 y 19028, el tiro se ha hecho presente en las diferentes ediciones y ha mostrado un gran desarrollo tecnológico en las armas y equipamientos utilizados.

Las mujeres han participado en las justas olímpicas en este deporte a partir del año 1968.

Aunque entre 1984 y 1992 se desarrollaron algunas pruebas mixtas, a partir de los juegos de 1996 en Atlanta se separaron por completo las competencias masculinas y femeninas.