Todos los caminos conducen a Brasil

Las nueve selecciones participantes comienzan su desafío por conquistar los cuatro cupos y medio que tiene Suramérica.

El repechaje será contra un equipo de la Concacaf. Este viernes a Colombia le corresponde jornada de descanso. El juego más atractivo de la fecha es Argentina-Chile. Entrevistas con sus protagonistas.

"Serán las eliminatorias más difíciles de la historia"

Si hay números que marcan las vidas de las personas, el 14 es el que acompaña a Ángel Di María.Nació el Día de San Valentín de 1988 en Rosario, a 300 kilómetros de esta ciudad, y debutó en Primera División el 14 de diciembre de 2005, a dos meses de cumplir los 18 años. Y 14 meses después de afianzarse en la Primera División con la camiseta azul y oro de Central, fue transferido al Benfica portugués, que pagó 6 millones de euros. Un negocio redondo, teniendo en cuenta que hace dos temporadas se lo vendió al Real Madrid en 25 millones de billetes europeos. Sí, ‘Fideo’, apodo que se ganó por su espigada figura, es una de las mejores apariciones albicelestes de los últimos años y una estrella indiscutible de la selección de Argentina que esta tarde (6:00) empezará a transitar el arduo camino de las eliminatorias clasificatorias para el Mundial de Brasil 2014, ante Chile.

Lo fue para Maradona, el técnico que le dio la oportunidad de consolidarse en la mayor, más allá de que ya había tenido la opción de rendir en los juveniles y fue campeón olímpico en Pekín 2008 de la mano de Sergio Batista. De hecho, fue Maradona el que lo respaldó tras su expulsión frente a Bolivia en aquel indignante 6-1 de La Paz.

Sonríe el ‘Ángel’ blanco, ese pibe que no perdió la humildad a pesar de compartir el vestuario con Cristiano Ronaldo y ser dirigido por Mourinho. Lo deja claro en el mediodía de Ezeiza, en el complejo deportivo que la Asociación del Fútbol Argentino posee en las afueras de esta Capital: “Estoy atravesando un lindo momento, con ganas de empezar este ciclo en las eliminatorias con el pie derecho. Soy consciente de que hay una gran expectativa por la selección”.

¿Se puede rendir en la selección de la misma manera que en el Real Madrid?

Seguro. Pero a veces salen, a veces no. Hubo partidos en los que me fue bien y otros en los que no. Creo que la mejor manera de jugar bien en la selección es tomando el ritmo acá, cada vez que a uno le toca jugar. No es sencillo, claro, porque uno no está como en su club, entrenándose todos los días. Uno viene una semana, juega dos partidos y se va. Pero hay que tratar de hacerlo lo mejor posible.

Usted parece estar siempre disponible a la hora de la convocatoria. En los últimos tres procesos dijo ‘presente’.

Nunca dudé en jugar con mi selección. Es lo que sueña todo jugador. Desde el primer momento en que me convocaron, cuando empecé en la Sub-20, me propuse no faltar. Siempre y cuando, claro, el técnico me tenga en sus planes.

¿Esta es una buena oportunidad para borrar el fracaso que significó quedar afuera de la Copa América en los cuartos de final?

La Copa América ya es parte del pasado. Si seguimos pensando en lo que pasó, las cosas no van a salir bien. Hay que enterrar lo que sucedió y pensar en lo que viene. Como dijo Messi, todos tenemos que mirar hacia adelante, dar vuelta la página. Sobre todo, porque hay un nuevo entrenador. Los que fuimos convocados por Alejandro Sabella vamos a dar todo de nosotros.

¿Qué le faltó a Argentina?

Suerte, fundamentalmente. Los penaltis ante Uruguay fueron una lotería. Ojalá se dé vuelta la historia con Sabella.

¿Nada será fácil, por el nivel de Argentina o de los rivales?

En los últimos años, las selecciones suramericanas crecieron. Quedó claro en la Copa América. No exageramos cuando decimos que estas van a ser las eliminatorias más difíciles de la historia. Sin ir más lejos, Chile es uno de los equipos que más han evolucionado, junto con Uruguay, Venezuela y Perú. Paraguay siempre es complicado, Colombia, también. Nosotros tenemos que estar tranquilos y trabajar el tiempo que podamos y las cosas van a salir como queremos.

¿Que no juegue Brasil por ser el país anfitrión es una presión extra para Argentina?

Esperemos que ante la ausencia de Brasil seamos los candidatos a clasificar primeros. No creo que signifique una presión. Por el contrario, debería ser una ventaja. Es un equipo menos, y qué equipo.

Si no se pueden ganar los dos partidos, ¿se conforma con 4 de los 6 puntos en disputa ante Chile y Venezuela?

Yo no firmo sacar cuatro puntos de seis. Quiero seis de seis. Acá hay grandes jugadores y vinimos a vencer. Estas dos primeras fechas van a ser fundamentales. Hay que dejar sangre, sudor y lágrimas para poder ganar los partidos y clasificarnos. Es nuestra responsabilidad.

¿Será vital ganar, además, para no sufrir un nuevo cambio de técnico? Los dirigentes agotaron la paciencia y piden resultados. El caso testigo es Batista, quien fue despedido tras la Copa.

El jugador argentino sale a la cancha con el convencimiento de ganar. Yo creo que todos tienen que respaldar un poco más a los técnicos. No puede ser que pierdan uno o dos partidos y se tengan que ir. Es imposible pretender entender lo que pide Alejandro de un día para el otro, hay que ser pacientes. La gente tiene que saber que lo único que queremos es darle alegrías.

¿Está de acuerdo en que Messi sea el capitán de la selección?

La cinta no lo va a cambiar. Siempre va a ser el mismo. No influye si es o no capitán, aunque lo tiene merecido. Es el mejor jugador del mundo. Dios quiera que podamos ganar y dejen de criticarlo.

“No podemos volvernos locos”

Recién a los 10 años, cuando pegó el estirón, Claudio Andrés Bravo supo que su destino estaría marcado en el arco. Despertaba ternura ver a ese chico al que le faltaba cuerpo para lucir el buzo amarillo de Colo Colo, el club más popular del fútbol chileno. Lo que no sospechaba este oriundo de Buin, en la región metropolitana de Santiago de Chile, es que su carrera lo llevaría a transformarse en uno de los mejores porteros de la Cordillera. Y hoy, con 28 años, este ariano no sólo es la figura de la Roja, que esta tarde intentará dar el gran golpe en el Monumental de Buenos Aires ante Argentina. También es el capitán del equipo, máximo referente y una voz autorizada para hablar de este partido que atrapa en el comienzo de las eliminatorias clasificatorias para Brasil 2014.

Número uno de la Real Sociedad desde hace un lustro, instalado cómodamente en San Sebastián, Bravo es un arquero completo. En Chile, de hecho, le dicen Cóndor Chico porque lo comparan con Roberto Rojas, el Cóndor, aquel legendario portero trasandino de destacadas actuaciones en la década de los ochenta. Hoy, el Gallo, otro apodo que corresponde al famoso plumífero de los dibujos animados, es insustituible en el equipo que conduce el argentino Claudio Borghi, el mismo que dirigía Marcelo Bielsa, ahora entrenador de Athletic de Bilbao.

Tendrá trabajo Bravo. Seguro. Si enfrente estarán Messi, Higuaín y Di María. Aunque el hombre que porta la cinta en su brazo izquierdo asegura que no hay que volverse loco por el crack del Barcelona. “No podemos pensar exclusivamente en lo que significa Messi. Obviamente, es un gran futbolista. Pero nosotros tenemos que pensar en lo que hace Chile. Sinceramente, no vamos a comernos la cabeza por lo que haga Messi”, asegura.

¿Y qué partido imagina?

No es complicado ver los partidos que juega la selección de Argentina por televisión. Hacer un análisis y establecer cómo lo hace no es imposible. Alcanza con ver los videos y saber lo que intentan hacer. No cambia que tengan un técnico nuevo. En lo absoluto. Argentina es un equipo que sale a ganar el partido asfixiando al rival. Entonces, nosotros tenemos que implementar lo de los amistosos. Porque enfrente tengamos a Argentina, no vamos a cambiar nuestra manera de jugar.

Dice que no hay que preocuparse por Messi exclusivamente. ¿Y por los antecedentes? Chile no puede con Argentina en Buenos Aires.

No estamos pendientes de la historia. Si entramos a la cancha pensando que nunca le ganamos a Argentina en Buenos Aires, podemos jugar condicionados. Entonces, tenemos que olvidarnos de las estadísticas y hacer el juego que más nos conviene.

¿Cuánto se pierde sin un jugador como Alexis Sánchez, que está suspendido?

Mucho. Se resiente el equipo porque es un jugador espectacular. Pero no queremos sentir que dependemos de un solo futbolista. Sería un error. El rendimiento global es lo que nos llevó hasta lo más alto. La unión de grupo es nuestra gran virtud. Y tenemos que apoyarnos en esa comunión para hacernos fuertes y poder vencer a Argentina.

Hay expectativa de la gente. También la hubo en el Mundial. Fueron buenas las eliminatorias pasadas, pero no tuvo correlato en Sudáfrica 2010.

La gente espera mucho de este equipo, porque nosotros generamos esa expectativa con el buen rendimiento que mostramos en las eliminatorias del último Mundial. Hicimos, además, buenos amistosos con rivales prestigiosos. Eso nos llena de confianza.

¿Eso los hace pensar que la clasificación a Brasil está garantizada?

Demostramos que tenemos la capacidad que hay que tener para clasificar y eso se nota en la euforia de la gente. Pero esto recién empieza y hay que estar con los pies bien firmes en la tierra. No podemos volvernos locos. Hay que sumar puntos de entrada para poder aspirar a jugar lo que todos queremos.

¿Cuál es la principal virtud de Chile para clasificarse al Mundial?

Por edad, condiciones y experiencia de la gran mayoría del grupo. Llegamos más maduros, hemos afrontado estas situaciones antes y eso es un complemento para el desafío que viene.

Elimitarias sudamericanas Brasil 2014

Uruguay vs Bolivia
En sus dos más recientes visitas al estadio Centenario de Montevideo, el seleccionado del altiplano se llevó dos goleadas idénticas por 5-0 y curiosamente en ambas el primer tiempo terminó 2-0. El 13 de octubre de 2007, camino a Sudáfrica 2010, la celeste dirigida por Óscar Tabárez se impuso con goles de Suárez, Forlán, Abreu, Sánchez y Bueno, y el 7 de septiembre de 2003, en la eliminatoria para Alemania 2006 (goles de Forlán, Chevantón (2), Abeijón y Bueno). En total estas selecciones se enfrentaron 16 veces por eliminatorias mundialistas y ocho fueron en Montevideo, con balance de siete victorias y un empate, que se dio el 27 de marzo de 1977, por marcador de 2-2.

1:45 p.m.
Estadio: Centenario (Montevideo)

Ecuador vs. Venezuela
Este duelo se vio hasta ahora en diez ocasiones por eliminatorias mundialistas y cinco de ellas fueron en la ciudad de Quito, sede del encuentro de hoy. El primer choque fue el 8 de agosto de 1993 con goleada ecuatoriana por 5-0, con tripleta de Eduardo Hurtado, además de las anotaciones de Carlos Muñoz y Cléber Chalá. El balance en la capital ecuatoriana muestra cuatro victorias del conjunto tricolor, por un triunfo del seleccionado vinotinto, que se dio justamente en su visita más reciente, el 13 de octubre de 2007, en la eliminatoria para Sudáfrica 2010, con anotación de José Manuel Rey en el minuto 67.

4:00 p.m.
Estadio: Atahualpa (Quito)

Argentina vs. Chile
Este clásico suramericano se vio en la fase previa de cinco mundiales. En total se disputaron 10 partidos, cinco de los cuales se jugaron en Buenos Aires. El primero de todos fue el 20 de octubre de 1957, en La Bombonera, donde los dirigidos por Guillermo Stabile se impusieron por 4-0, con goles de Corbatta (2), Menéndez y Zárate. En los otros cuatro choques en la capital de Argentina, la albiceleste ganó dos veces y cedió un empate, en la antesala del Mundial de Alemania 2006, cuando igualó 2-2. En la eliminatoria pasada Argentina venció a Chile por 2-0, con doblete de Juan Román Riquelme.

6:00 p.m.
Estadio: Monumental (Buenos Aires)

Perú vs. Paraguay
En cinco partidos disputados en la ciudad de Lima por eliminatorias mundialistas, el seleccionado guaraní no pudo ganar ninguno y sólo arrancó dos puntos, producto de igual número de empates. El primer choque previo a una Copa Mundial entre estas selecciones disputado en la capital inca fue el 5 de septiembre de 1993 y terminó con empate a dos goles (marcaron Muchotrigo y Soto por Perú y Mendoza, en dos ocasiones, por Paraguay). Después de ese encuentro vinieron tres victorias peruanas de forma consecutiva, en las eliminatorias para Francia-98 (1-0), Corea-Japón 2002 (2-0) y Alemania 2006 (4-1). El juego más reciente fue el 13 de octubre de 2010, cuando empataron sin goles.

8:00 p.m.
Estadio: Nacional (Lima)

 

últimas noticias

Nuestro futuro olímpico está asegurado

Luego de 14 fechas, así marcha la Liga Águila

A un gran salto, una gran foto