Tropieza Colombia 

Mucha expectativa se había generado con lo que pudiera hacer la selección colombiana Sub-20 en su debut en el Suramericano de la categoría que se disputa en Ecuador. Y aunque ayer mostró un buen juego en su primer partido en este certamen y fue superior a su rival, no pudo ratificar eso en el marcador y no pasó del empate 1-1.

Colombia forma parte del Grupo A, junto a Ecuador, Brasil, Paraguay y Chile. / EFE

El técnico Carlos Piscis Restrepo apostó por un equipo ofensivo, con hombres habilidosos y desequilibrantes, no obstante, no logró ser contundente y ratificar la superioridad ante un onceno paraguayo muy limitado. Los guaraníes nunca tomaron la iniciativa y su disposición fue la de esperar a Colombia.

Sin duda lo más destacado de Colombia fue la sociedad entre Juan Camilo Hernández y Juan Pablo Ramírez. Los jugadores del América de Cali y Atlético Nacional fueron los que más generaron fútbol y más trabajo les dieron a los hombres de recuperación y defensores de Paraguay. Seguramente le aportarán mucho al equipo de Piscis en lo que viene en este certamen, siempre y cuando el DT siga apostando por ambos y no cometa el error de sustituir a alguno de ellos, como lo hizo ayer con Ramírez, el hombre de las ideas.

El arquero Manuel Arias no tuvo mucho trabajo y en la jugada del gol de Paraguay no pudo hacer mucho. La defensa funcionó bien, no obstante, el único error que cometió fue el que cobraron los guaraníes. El lateral Ánderson Arroyo midió mal la pelota, y el delantero Sebastián Ferreira le ganó la posición y remató al arco. Por su parte, los centrales Jorge Segura y Carlos Cuesta cumplieron un buen papel, al igual que Leyser Chaverra, quien hizo lo suyo en marca y se destacó en ataque.

En la zona de recuperación el técnico apostó por una pareja de volantes que no sólo recuperan, sino que saben salir jugando. El experimentado Kevin Balanta, quien incluso ha tenido convocatorias a la selección colombiana de mayores y es el capitán de este onceno, cumplió con una buena tarde. Eduard Atuesta, por su parte, incluso estuvo cerca de anotar.

El equipo tricolor deja dudas para lo que viene, sobre todo en ataque. Piscis se la jugó ayer por Nike Gómez y Julián Quiñones, pero Damir Céter en los minutos que disputó se ganó el puesto. Aunque falló una clara opción de gol, fue el autor del empate y demostró que puede ser ese referente de área que se vea alimentado constantemente por los pases de Hernández y Ramírez, los diferentes de este equipo.

“Debemos pasar rápido la página de lo que pasó, ya esto quedó atrás. Sé que puedo darle mucho más al equipo y espero hacer las cosas mejor en el próximo partido”, comentó el 10 de Colombia, Juan Camilo Hernández, quien en 2016 fue el máximo goleador de la B, con 21 tantos. Además, con 17 años, fue el capitán del Pereira.

Mañana, desde las 7:15 p.m., por el Gol Caracol, la selección colombiana disputará su segundo partido del Suramericano Sub-20 de Ecuador, ante el equipo local. Aunque no se ganó, se dejó una buena imagen.