A un punto de repetir la gloria

El alemán de Red Bull sólo deberá estar entre los ocho en el GP de Japón para volver a ser campeón.

El piloto alemán Sebastian Vettel, de la escudería Red Bull, ganó ayer el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, decimocuarta prueba de la temporada, con lo que refuerza su liderato en la general y queda ya a sólo un punto de su segundo título mundial, que probablemente conseguirá en Japón el 9 de octubre.

Con esta victoria, y superando en el podio al británico de McLaren, Jenson Button, y al australiano compañero de equipo, Mark Webber, Vettel cuenta con 124 puntos de ventaja sobre el segundo, ahora Button, con lo que sólo un triunfo del inglés en Suzuka y un abandono del alemán impedirían el título matemáticamente.

Un punto. Eso es lo que separa a Vettel de revalidar su corona, tras un fin de semana donde ha vuelto a ser la gran estrella, al fijar el mejor tiempo de los ensayos libres del viernes y la pole en las clasificaciones del sábado y controlar la carrera de ayer.

“El coche respondió hoy de manera fantástica. En Japón tendremos opciones de ser campeones, así que iremos con ese objetivo y trataremos de conseguir el título”, dijo Vettel, muy satisfecho, aunque para nada confiado.

Tampoco lo están los ingenieros y mecánicos del equipo. El patrón de Red Bull, Christian Horner, dijo que el objetivo no está cumplido, pero sí que se encuentran en una buena situación.

“No se puede vender nunca la piel del oso antes de cazarlo. Nada es previsible en un deporte imprevisible, pero sí es cierto que estamos en el buen camino”, subrayó el alemán que conquistó el título de la temporada, así como su escudería.

En la otra cara de la moneda, el australiano Mark Webber, tercero de la general, y el español Fernando Alonso, que acabó cuarto en Singapur y que cayó a la tercera plaza de la clasificación del Mundial, ya no tienen opciones matemáticas de alcanzar a Vettel.

El quinto puesto en Singapur fue para el inglés Lewis Hamilton, de la escudería McLaren, uno de los principales animadores de la carrera.

El británico Paul Di Resta (Force India) fue sexto; Nico Rosberg séptimo con su Mercedes; el Force India del también alemán Adrian Sutil, octavo; el Ferrari del brasileño Felipe Massa, noveno, y el Sauber del mexicano Sergio Pérez, décimo.