Ventaja americana

Noticias destacadas de Deportes

“Si dominamos nuestra mente, vendrá la felicidad”, Dalái lama.

Luego de casi seis meses sin fútbol profesional colombiano por causa de la pandemia se jugó la ida de la Superliga entre Júnior y América, ganado 2-1 por los escarlatas, que cerrarán la llave el viernes de locales.

La habilidad de convencer seguidores en el ámbito del deporte para adoptar metas, estrategias o tácticas como propias es un indicador de los líderes transformadores, que se mueven en cinco dimensiones: carisma, influencia idealizada, inspiración, estimulación intelectual y trabajo individualizado.

Qué importante es para quienes somos apasionados el poder volver a ver fútbol. Analizarlo fue muy gratificante por lo que genera. También ver al escenario, jugadores, técnicos, personal de medios y de apoyo cumplir el protocolo de bioseguridad. Se notaba la satisfacción en cada uno. Ahora lo más importante será mantenerse en ese autocuidado por la salud y la vida de todos.

Para un partido después de tanto tiempo de pausa, los jugadores estuvieron a la altura del compromiso. En lo físico, afortunadamente, solo hubo un lesionado. Ritmo normal, pases con algunas imprecisiones. En lo técnico buena expresión de los futbolistas y en lo táctico se notó la huella mental que hay de trabajos y torneos anteriores.

América manejó el balón y los ritmos del partido durante buen tiempo. Luis Paz fue fundamental en el mediocampo y, por fortuna, en los momentos de ataque pudieron marcar los dos goles: un autogol y de Duván Vergara. Deben ser más contundentes al atacar.

Júnior tuvo solo momentos de supremacía en el juego, le faltó que aparecieran sus hombres de experiencia. Afortunadamente tienen un gran arquero como Sebastián Viera.

Seguramente ambos equipos tomarán los correctivos del caso para la gran final de este viernes en el Pascual Guerrero, de Cali.

Comparte en redes: