Para explicarlo se necesita un tablero

Nicolai Fella es cantautor de 'Los Petit Fellas', una banda que combina las palabras con los sonidos del jazz, soul y funk.

Foto: Daniel Álvarez.

La grupación está nominada al Latin Grammy en la categoría Mejor Nuevo Artista.

"Todos vinimos con una función, la mía es escribir canciones. Por suerte puedo hacerlo con mi banda. Con nuestro público hemos hecho un trato: amor por amor. En cada canción y en cada toque, entregamos todo lo que tenemos en este mundo que se inclina por las guerras inventadas. La gente termina involucrándose con los que estamos en tarima. Sus saltos y sus cantos son un diálogo intenso, irrepetible en cada concierto.

En mis letras hablo de lo que he vivido, aunque también me inspiro en situaciones ajenas. Hablo de lo que nos hace universales, de lo que nos identifica,  por eso la gente se encuentra en los temas que canto. Procuro traer al amor al plano terrenal. No está en el aire, lo encontramos en los detalles, en la casa de los abuelos y en sus gestos, en las cantinitas donde se comparten chelas y besos. 

Un día le compartí a los Fellas algo que escuché de un profesor  sobre el amor. Según él, hay varios: el romántico,  el altruista, el fraternal, el paternal, el material y, acá mi aporte, el amor a Dios. Claro, Dios tiene premisas diferentes, los que creemos en él le damos atributos. Los integrantes del grupo  le encontramos el sentido a esta reflexión, cada uno la asumió a su manera. 

Para cantarle al amor busco sus sitios rudos, quiero superar esa idea mentirosa de que es totalemente rosadito, delicado y perfecto. He perdido la fe en algunos colores,  lo cual me obliga a encontrar nuevas tonalidades. Busco no repetirme y estar atento a la innovación. Voy por la calle y escucho fragmentos de las mejores historias: las verdaderas están a nuestro alrededor,  esperando a ser retratadas. 

Nuestras canciones tienen matices , el último disco es ejemplo de eso. Tiene Sputknik, una canción de amor dedicada a los que nos escuchan, es una especie de agradecimiento; Suspense se trata del amor propio, que por estos días reconozco como esencial; La cita  habla de ese primer encuentro con la personas  que nos produce nervios; finalmente está  El antihéroe, sus letras versan sobre la capacidad que tenemos de hacer grandes cosas, a pesar de nuestra fragilidad.

Eduardo Galeano decía "¿Para qué escribe uno si no es para juntar sus pedazos?”. Yo lo hago para entenderme. Mis frases son una extensión de mis inquietudes. La búsqueda por entenderme es infinita. Nunca dejaré de escribir".

 

últimas noticias