Las razones de la disputa entre comerciantes del centro y habitantes de calle

Cerca de 1.500 negociantes marcharon hasta la Plaza de Bolívar para pedir la reubicación de esa población. Explicaron por qué sus ventas van en caída libre.

Unos 1.500 comerciantes marcharon contra la presencia de habitantes de calle. / Johnatan Ramos
Unos 1.500 comerciantes marcharon contra la presencia de habitantes de calle. / Johnatan Ramos

Unos 1.500 comerciantes de barrios como La Estanzuela, Ricaurte, San Andresito y San Bernardo se apostaron frente al Palacio  Liévano, en la Plaza de Bolívar, para pedirle al Distrito la reubicación de cientos de habitantes de calle que invadieron las zonas y que capture los microtraficantes que delinquen cerca de sus negocios. Según los comerciantes, las personas que viven en la calle duermen frente a sus establecimientos, hacen sus necesidades fisiológicas allí y embadurnan muros, vidrios y puertas con excrementos. También se volvió lugar de trastos y basura. Por estas razones, dicen, cayeron sus ventas.

El punto de partida fue en la calle 8ª con carrera 16, en La Estanzuela, y se extendió hasta la Plaza de Bolívar. Es la segunda vez que protestan, después del plantón que organizaron el pasado viernes en la avenida Caracas con calle Sexta y provocó el bloqueo intermitente de las troncales. Los comerciantes hicieron rechinar vuvuzelas y pitos y alzaron pancartas con mensajes como “Queremos trabajar en paz. Alcalde: no los maltraten con desalojos, reubíquelos”.

Al tiempo, una cuadra al sur, los habitantes de calle permanecieron recostados sobre las rejas de los establecimientos y expresaron su cansancio por ser desalojados de una calle a otra. A pesar del tedio de unos y otros, no se han presentado enfrentamientos. 

Orlando López, gerente del restaurante La Leona (que lleva 60 años en La Estanzuela), sostiene que hace dos meses, antes del operativo que realizó el Distrito en el Bronx, vendía 300 almuerzos diarios. Ahora despacha 70. Algunos de sus clientes dejaron de ir por los robos a sus vehículos. “En la zona no hay parqueaderos para los clientes, entonces estacionaban en la vía. Pero ya no se puede porque se roban los boceles y los espejos de los carros”, agrega.

Asimismo, Jorge Quintero, uno de los voceros de la marcha y dueño de un almacén de lujos para vehículos, señala que los talleres de mecánica y los negocios de autopartes son los más afectados, ya que en el sector hay casi 300 establecimientos de este tipo.

El administrador de una droguería dice que la semana pasada encuestaron a 400 comerciantes de La Estanzuela para conocer quiénes pagaron el arriendo de sus locales el mes pasado. No más de 10 personas levantaron la mano. Añade que la presencia de habitantes de calle puede convertirse en un problema de salud. “En el barrio han aumentado las gripas y las infecciones dermatológicas. Los remito al hospital, porque eso no se soluciona con antibióticos”, señala.

El Distrito, por su parte, dijo que ayer acordonaron el sector de La Estanzuela y llevaron a cientos de habitantes de calle a los centros de acogida de la Secretaría de Integración Social, en los que han sido atendidas más de 2.000 personas. Asimismo, mientras los comerciantes protestaban, la Sijín dio un nuevo golpe a las mafias de droga en la ciudad: capturaron a alias la Cucha, quien arrendaba un establecimiento para el expendio de estupefacientes en el sector de San Bernardo. Con esta detención, son 18 los sayayines capturados desde la intervención del Bronx hace dos meses.

Los comerciantes temen que los habitantes de calle regresen. Aseguran que, mientras la Policía cierra calles con vallas, ellos se desplazan a otra cuadra. Al cierre de esta edición, el Distrito recibió en el Palacio de Liévano a cinco delegados de distintos sectores de la ciudad para encontrar una solución al problema.

Temas relacionados

 

últimas noticias