América Latina tiene mucho que ganar con la inserción de la mujer en la economía

Algunos cálculos estiman que, de cerrarse las brechas de género en el plano laboral, se podría estar hablando de un crecimiento de US$2.500 millones en el Producto Internto Bruto de la región.

La presidenta de la Sociedad de las Américas, Susan Segal, y la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz Fernández, durante un panel de la Cumbre Empresarial en Perú para analizar el papel de la mujer en la economía del continente.EFE

En la era del #Metoo, la inserción de la mujer como empresaria y trabajadora en América Latina irrumpió en la Cumbre de las Américas a la que asiste Ivanka Trump, hija y asesora del presidente de Estados Unidos.

A lo largo de dos días, la III Cumbre Empresarial, que fue la antesala del cónclave que reunió este viernes y sábado a 34 países del hemisferio, y que ha congregado a unos 1.200 participantes de todo el espectro empresarial y político de la región, ha tratado de identificar las causas de por qué tan pocas mujeres se lanzan a la aventura empresarial y que sólo ocupen 9 % de los puestos directivos.

Lea también: ¿Por qué la equidad de género no es un tema exclusivo de las mujeres?

Educación, maternidad, falta de confianza en sí mismas, menores oportunidades en un mundo de hombres son algunas causas de que las latinoamericanas no hayan conseguido cerrar la enorme brecha que existe.

Julie T. Katzman, vicepresidenta ejecutiva del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dio el ejemplo de lo que ocurre en el sector tecnológico, en donde están los trabajos mejor retribuidos.

Sólo siete mujeres aparecen entre los cien mayores millonarios de este sector. “Estamos a punto de excluir a la mitad de la población”, advirtió.

“Si queremos que la sociedad sea justa y equitativa tenemos que corregir (las desigualdades) y asegurar que hay perspectiva de género con respecto al sueldo, los ascensos y la flexibilidad de políticas que ayuden a la maternidad y paternidad”, dijo Katzman.

Penalizadas por maternidad

Y es que está demostrado que si las mujeres dejan su trabajo entre los 25 y 35 años por la maternidad, no se vuelven a poner a tono en lo que respecta a salarios.

¿Cuotas o no cuotas? Para algunos éste sigue siendo el dilema. “Tras discutirlo mucho, hemos decidido imponer cuotas transitorias” que permitan partir de una base, dijo Susan Segal, presidenta del Council of the Americas de Estados Unidos, como ya lo hizo la expresidenta chilena Michele Bachelet introduciendo cuotas en el Parlamento.

“Hay un tema de barreras que tenemos que cambiar y poner transparencia para que no haya discriminación salarial”, sostuvo Mercedes Aráoz, vicepresidenta de Perú y moderadora del panel titulado “La mujer como protagonista de la economía del Siglo XXI”.

Integración = crecimiento

La integración de la mujer mejoraría la economía de la región. Según algunas estimaciones, el Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina crecería en US$2.500 millones si la brecha de género de participación laboral se cerrara completamente.

Las iniciativas para favorecer la inserción de la mujer en la vida laboral se multiplican en la región.

Ivanka Trump, la hija del mandatario estadounidense Donald Trump, anunció este viernes en Lima un plan de US$150 millones para insertar a las mujeres en la economía latinoamericana.

“Por cada dólar que invirtamos, el sector privado movilizará 3 más”, dijo Trump, quien espera alcanzar los US$500 millones para fomentar el “acceso al capital, el trabajo y las oportunidades” de las mujeres.

Cuando una mujer tiene éxito, recordó la también empresaria, “la familia, la comunidad y el país también lo tienen”.

Eso porque las mujeres "reinvierten aproximadamente el 90 % de sus ganancias en sus familias y sus comunidades, creando un efecto multiplicador único".

Ocho multinacionales anunciaron el jueves su compromiso con la iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo #100KChallenge para capacitar, conectar y certificar a más de 100.000 mujeres de empresas de las Américas para 2021.

Lea tambien: “Un buen economista debe ser un buen economista de género”: Andrew Morrison

El propio BID ha creado la plataforma Mujeres Conectadas para favorecer las redes en pos de la integración.

Pero todos pueden aportar su grano de arena. La peruana Rachelle Olórtegui, una de las jóvenes con las que se reunió Ivanka Trump, y embajadora en Perú de la iniciativa estadounidense Conecta América Mujeres, ayuda con su proyecto "Eco Inca" a 350 campesinas altoandinas para mejorar las semillas, los microcréditos y como lidiar con la violencia familiar.

“La fortaleza viene de la diversidad. La igualdad de género no es solo un tema social, sino de negocios”, recordó Enrique Ortegón, directivo para América Latina de la estadounidense Salesforce en una de las ponencias.

750073

2018-04-14T13:17:46-05:00

article

2018-04-14T13:19:38-05:00

slarotta16_115

none

Agencia Afp

Economía

América Latina tiene mucho que ganar con la inserción de la mujer en la economía

83

5077

5160