Los retos de los nuevos líderes

Ana María Echeverri: “Sí o sí hay que ser arriesgado”

La fundadora de 'Medea Interactiva' cuenta cómo cambiaron, por medio de la simulación, “gamificación” y realidad virtual, la forma de enseñarles a los empleados de las empresas que buscan ser más productivas en Canadá, Colombia y otros países de Latinoamérica.

pixabay

¿Quién es Ana María Echeverri?

Soy mamá de un chiquitín que tiene seis años, empresaria, emprendedora, esposa de mi mejor amigo, con el cual hace 13 años arrancamos todo este proceso de creación de una empresa nueva. Soy una mujer apasionada, que ama trabajar con la gente, contagiar a las mujeres en el tema de emprendimiento, de creer en tus sueños y que es posible realizarlos.

¿Qué es Medea Interactiva?

Éramos una agencia digital, hacíamos todo lo tradicional: redes sociales, sitios web, multimedia. Ahora cambiamos la forma en la que los empleados están aprendiendo. Normalmente el e-learning en el entrenamiento es muy tradicional, estamos acostumbrado a que ese entrenamiento sea siguiente, siguiente, siguiente en una pantalla de computador, y nosotros lo que hicimos fue cambiar esa forma, en el cómo los adultos están aprendiendo mediante las nuevas tecnologías, como la realidad virtual la realidad aumentada, la simulación y los videojuegos.

Y en la práctica, ¿cómo lo hacen? ¿Qué es lo distinto?

Vamos donde el cliente, él nos dice qué necesidad de aprendizaje tiene para todos sus colaboradores, y nosotros le proponemos estrategias diferentes de dar y contar ese contenido. Entonces es a la medida, cuando el equipo creativo entrega formas de solucionar y cumplir los objetivos de las empresas en aprendizaje para sus empleados o posicionamiento de marca con sus compradores. Un ejemplo: con la realidad virtual se puede impactar a su público de manera diferente, entonces la persona se pone las gafas y vive la experiencia por medio de un videojuego.

Ana María Echeverri y su esposo decidieron crear, hace 13 años, Medea Interactiva / Edwin Bohórquez Aya

Un ejemplo puntual…

Tienes una máquina nueva, tienes que entrenar a todos tus empleados con ella y tienes dos opciones: esperar a que llegue la máquina y esperar un tiempo para que todos los empleados se entrenen en ella, con problemas de rentabilidad, y lo que pasa es que se suspende la productividad de la máquina y de esos empleados. Lo que nosotros hacemos es simular ese proceso. Imagina que puedas tener la misma máquina y que la gente interactúe con ella mediante la realidad virtual haciendo todos los procesos. Además te quedas con toda la analítica para saber en dónde se equivocaron y así tomas decisiones estratégicas de entrenamiento.

¿Cómo ha sido el proceso de emprender en un negocio tan disruptivo como el digital?

Ha sido difícil demostrar que se puede. Empezamos con el cuento de realidad virtual y aumentada hace tres años; tocaba hacer muchos demos y demostrar que se podía, hasta que las empresas de Colombia y el exterior fueron entendiendo. Entonces ya van creyendo en el producto y en el servicio: se dan cuenta de la diferencia de un entrenamiento lineal, donde la gente solo se acuerda de unas pocas cosas, frente a este que es aprender haciendo, donde no puedes pasar a la siguiente etapa hasta que cumplas con la anterior, sabiendo además que lo hiciste bien o muy bien; entonces los resultados son garantizados. Eso hace que el producto y el servicio se vendan solos.

Han recibido asesoría y acompañamiento…

Todo el tema de asesorías y redes de contacto ha sido estratégico para el crecimiento y la consolidación de la empresa. Empezamos en el 2015 con varios procesos paralelos y aliados. Uno por ejemplo fue Ruta N, con quien hicimos un demo, un desarrollo con ellos. En el 2016 entramos a Meet Community, que es una red internacional que reúne a mujeres empresarias y emprendedoras, con la cual tuvimos todo un programa de formación que nos ayudaba en diferentes etapas de la empresa y, al final, con mentoring. Fui bendecida, porque tuve la oportunidad de trabajar con una directora de Google de todo Latinoamérica y ella nos empezó a enseñar todo el tema de marketing, de internacionalización y gracias a eso pude estar en un evento especial para mujeres empresarias en San Francisco. Ahí me conecté con toda la red de empresarias y emprendedoras. Procolombia también ha jugado un papel decisivo, porque nos ha permitido viajar, conocer, ir a diferentes mercados, ver qué se hace en el mundo, compararnos y saber que tenemos una calidad de servicios y productos que se compara con empresas en Canadá y Estados Unidos, y en Europa, entonces nos ha dado una visión global.

¿Cómo brincan de Medellín a Canadá y al resto de Latinoamérica?

Para ser emprendedora hay que asumir riesgos. Sí o sí hay que ser arriesgado. Con mi socio, Rubén, hemos decidido asumir riesgos, buscar mercados, creer en ti, porque si no te lanzas a hacerlo entonces cómo vas a hacer. Hay que tener claro tu norte. Cuando empezamos aquí era difícil comercializar, porque a las empresas les daba susto. Entonces nos fuimos a buscar por fuera, allá creen en la tecnología, saben de sus beneficios. Ha sido creer en nosotros y en nuestras capacidades, ver lo que ofrecían afuera, perfeccionar nuestro servicio y salir con una buena oferta de valor.

¿Y ahora qué sigue?

Hay que seguir cambiando, reinventando, Tú como emprendedor, nosotros como emprendedores, no podemos quedarnos como que ya todo está chequeado; no, cada vez va evolucionando todo, si vas adelante hay otras que vienen siguiéndote. Entonces en eso estamos: creando nuevos productos y servicios, buscando otros mercados, haciendo alianzas estratégicas y trabajando para seguir creando productos de excelente calidad que impacten la vida de las personas y de las empresas.

¿Cómo cambió la empresa desde que surgió hasta lo que es hoy?

Comenzamos Rubén y yo; él programaba y yo diseñaba. Trabajamos los primeros cinco años desde la casa y con free lancers. Al sexto año nos pasamos a una oficina pequeña. Éramos cinco personas, y cuando hicimos el cambio de la empresa, hace unos cinco años, manejábamos una sola empresa grande. Hoy tenemos 20 de esas grandes en varias partes…

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook: