Anif apoya propuesta de quitarle el presupuesto de inversión al DNP

El Plan Nacional de Desarrollo busca que esta función se unifique progresivamente en torno al Ministerio de Hacienda. ¿Por qué sí?

Pixabay

Un documento de análisis de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) concluye que la centralización del presupuesto en torno al Ministerio de Hacienda fortalecería la administración de la inversión y mejoraría la coordinación directa con los demás ministerios “sin la interferencia del DNP a nivel presupuestal”.

Lea también: Análisis: Acabar con Planeación Nacional sería un error histórico

La discusión surgió tras la adición de un artículo (35) en el Plan Nacional de Desarrollo que establece la necesidad de transferir al Ministerio de Hacienda las funciones relacionadas con el presupuesto de inversión, tradicionalmente administrado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

El centro de pensamiento, aunque reconoció que el DNP tiene una gran doble tarea a la hora de coordinar al Ejecutivo y de liderar la descentralización política y fiscal, aseguró que ello no necesariamente implica que la entidad deba continuar manejando el presupuesto de inversión.

El director de centro, Sergio Clavijo, defendió la capacidad técnica de los ministerios gracias a diferentes iniciativas para fortalecerlos. “Atrás han quedado los años en que los ministerios eran cenicientas que el DNP debía venir a rescatar en las áreas de salud, educación, energía e infraestructura”, dijo.

En el documento el director de la Asociación incluso critica que una docena de exdirectores de Planeación Nacional hicieran pública una misiva en la que rechazan la iniciativa.

Pero ¿qué pasaría con el DNP si se le quitara esta función? desde la perspectiva de la Asociación, la entidad se convertiría en un centro de pensamiento del Estado y continuaría coordinando la formulación y ejecución del Plan Nacional de Desarrollo y brindando apoyo técnico a las demás entidades en la definición de políticas públicas, entre otras labores.

En el documento Anif advierte que la “experiencia de Colombia en este frente presupuestal no ha sido nada afortunada”, dado que en el país se manejan tres tipos de presupuestos: el que maneja el Ministerio de Hacienda en sí mismo, el de las regalías territoriales y el que está en manos del DNP.

El primero está focalizado en los temas operativos y equivale al 14 % del PIB, las segundas representan un 0,6 % del PIB aunque en años de agua han llegado a cerca del 1 % del PIB y el último es el componente de inversión que tendría asignaciones cercanas al 4 % del PIB.

De acuerdo con Anif, en la práctica, del presupuesto que maneja el DNP la parte propiamente relacionada con la formación bruta de capital fijo, entendida como un componente del gasto de inversión en las cuentas nacionales, no ha superado el 1,1 % del PIB en años recientes. Lo que muestra este indicador es la dinámica de la inversión en el país y permite definir cómo se van a abordar los incentivos para incrementarla.

Sin embargo, Clavijo advierte que el argumento de mayor eficacia presupuestal que permitiría la medida debe ser discutido con mayor detalle.

El proyecto de ley argumenta que de esta manera se le estaría dando cumplimiento a las recomendaciones que hizo en 1997 la Comisión de Racionalización del Gasto Público, la cual aseguraba que la decisión mejoraría la eficacia del manejo presupuestal (achicando burocracia) y centralizaría los criterios de asignación (mejorando la coherencia entre objetivos y resultados).

Lea también: El PND busca corregir errores en fórmula del precio de licores del Dane

Sobre el tema también se pronunció la Comisión de Gasto Público que, en su reporte de diciembre de 2017, recomendó reformar el Estatuto Orgánico para permitir mejor focalización de esos recursos y eliminar la partición presupuestal entre el Ministerio de Hacienda con el presupuesto operativo y Planeación Nacional con el presupuesto de inversión para salir del que algunos han calificado como un “laberinto fiscal”.

 

últimas noticias