Gobierno descarta dólar diferencial para enfrentar revaluación

El Banco de la República califica de difícil una tasa de cambio diferencial.

El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, dijo que es un retroceso para la economía pensar en el establecimiento de una tasa de cambio diferencial (dólar), pues esto sería enviar malas señales a la comunidad financiera internacional.

Reiteró que este tipo de instrumentos no ayuda para nada a contrarrestar la apreciación del peso y por el contrario "es un retroceso renunciar a la flexibilidad cambiaria".

El gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, advirtió que una tasa de cambio diferencial conlleva grandes distorsiones para la economía. Es un subsidio de un sector a otro de la producción, y tiene enormes riesgos de incrementar sustancialmente la corrupción. El Banco de la República no tiene los instrumentos para controlar este tipo de distorsiones y además pone en peligro la institucionalidad del emisor.

Para Uribe, un dólar diferencial en la economía daña las relaciones con la comunidad financiera internacional y las agencias calificadoras no ven con buenos ojos ese tipo de cambio.

"Lo veo muy difícil", reiteró el Gerente del Banco de la República. Además, indicó que no es bueno para Colombia seguir el ejemplo de países que tienen tasa diferencial como el caso de Venezuela.

Por su parte, el Ministro de Hacienda indicó que todos los mecanismos para luchar contra la revaluación, que en lo corrido del año bordea el 10%, no se han puesto en ejecución. Mencionó el caso del control de capitales, sin embargo, aclaró que no se está pensando en implantar pronto esta medida.

Frente a la posibilidad de la presencia de la llamada enfermedad holandesa en la economía indicó que "puede llegar", pero para enfrentarla el Gobierno ha presentado la propuesta de regla fiscal que en el caso de ser aprobada esta iniciativa en el Congreso evitaría este fenómeno económico.

Es un retroceso, eso es para economías que no se están modernizando, que no generan confianza, suficiente credibilidad, dijo el ministro de Hacienda.

Reiteró que si algo ha mostrado la economía colombiana es el éxito de con un sistema de tasa de cambio (dólar) flexible. "Eso significa que hay que enfrentar con instrumentos de política, tanto de la Junta del banco (de la República) como del Gobierno acciones para poder evitar que la tasa de cambio en un momento dado se distancie de un nivel razonable de equilibrio".

El funcionario insistió en que el país no puede renunciar a lo que ha sido exitoso y es sus sistema de tasa de cambio flexible".

Advertencia del Emisor

El gerente del banco Central indicó que establecer un dólar diferencial tiene sus efectos negativos: incentiva a que haya operaciones que impliquen corrupción, tiene una pésima señal para los mercados internacionales, afecta la posibilidad del país de tener un grado de inversión, que a su vez tiene un abaratamiento en el costo de la vida pública.

Uribe recordó que muy pocos países en el mundo tienen tasas de cambio diferencial; en el continente el único país que la tiene es Venezuela, y "ha tenido efectos claramente negativos, generando grandes dificultades para el manejo de la economía venezolana".

El gerente advirtió que el dólar diferencial "implica grandes dificultades en la capacidad del país de tener acceso al seguro generado por el Fondo Monetario Internacional para países que tienen, lo que ellos llaman, un manejo sano de la economía".

Medidas contra la revaluación

El ministro de Hacienda recordó que varias son las acciones del Gobierno para tratar de frenar la revaluación. Dijo que en el pasado "tuvimos depósito al endeudamiento en moneda extranjera, control de cambio para las inversiones de portafolio de corto plazo, y frenó expectativas recibiendo pagos de Ecopetrol en dólares".

Indicó que el mismo Gobierno ha tratado de no monetizar divisas y ha creado apoyos y estímulos para proteger el empleo de sectores afectados, como el exportador. También ha tomado medidas alivio a flujos de caja a través de renegociación de deuda y ha facilitado para mejorar estructuras de comercialización.