Economía europea se recupera de la mano de Alemania

El país teutón registró el mayor aumento en el PIB desde 1990.

La "vertiginosa" recuperación de la economía alemana en el segundo trimestre de 2010, que registró el mayor aumento del PIB desde la reunificación del país, en 1990, impulsó la consolidación de la economía europea, cuyo PIB se incrementó un 1% trimestral en ese periodo.

Esta expansión supone una aceleración de la recuperación económica europea respecto al trimestre anterior, cuando el PIB se incrementó un 0,2% trimestral tanto en la zona euro como en el conjunto de la UE; y constituye el cuarto trimestre consecutivo en positivo, lo que viene a confirmar la consolidación del crecimiento en el Viejo Continente.

En términos interanuales, el PIB ajustado estacionalmente subió un 1,7% tanto en la zona euro como en el conjunto de la Unión Europea, después de expandirse un 0,6% y un 0,5%, respectivamente, en el trimestre anterior, según el primer cálculo elaborado por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

El resultado arroja que la economía europea se comportó mejor que la de Estados Unidos en el segundo trimestre, un periodo en el que el PIB estadounidense se expandió un 0,6% respecto al trimestre anterior y un 3,2% en términos interanuales.

En el primer trimestre de 2010, la economía estadounidense se había expandido un 0,9% respecto a los tres meses anteriores y un 2,4% en términos interanuales.

Sin embargo, la Comisión Europea evitó la complacencia y recordó que, aunque el dato "confirma que la recuperación está en marcha en ambas zonas, todavía es frágil y hay elementos de incertidumbre", según dijo el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

El portavoz destacó la importancia de que la retirada de los estímulos económicos contra la crisis sea decidida para evitar "una situación de estancamiento en las próximas décadas", a la vez que "gradual y diferenciada por países para no matar la recuperación".

Así, los "países con más espacio fiscal pueden permitirse continuar con el estímulo de algunos sectores de su actividad económica", mientras que otros como "España, Portugal, el Reino Unido, Grecia o Dinamarca" han emprendido ya los programas de ajuste presupuestario, según Altafaj.

Según las cifras difundidas por Eurostat, las grandes economías de la región aceleraron la salida de la crisis en el segundo trimestre del año y contribuyeron a la consolidación económica de la región, lideradas por Alemania, cuyo PIB se incrementó un 2,2% debido al aumento de las inversiones y las exportaciones.

El Reino Unido cosechó un crecimiento trimestral del PIB del 1,1%, frente al 0,3% que había registrado el trimestre anterior; la economía holandesa se expandió un 0,9%, respecto al 0,5% del trimestre anterior; en Francia, el PIB se incrementó un 0,6%, después de anotar una subida del 0,2% el trimestre anterior y, en Italia, éste aumentó un 0,4% tanto en el primer trimestre como en el segundo.

En España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó que la economía española creció por segundo trimestre consecutivo de abril a junio de 2010, al registrar un avance del 0,2% con respecto al trimestre anterior, aunque aún acumula una caída interanual del 0,2%.

Entre los estados miembros que han enviado sus datos a Eurostat, las recuperaciones más acusadas se registraron en Lituania, donde el PIB se incrementó un 2,9% intertrimestral en el segundo trimestre; en Estonia, con una subida del 2%; así como en Eslovaquia y Suecia, con sendos ascensos del 1,2%.

En el otro extremo sólo se situó Grecia, donde la recesión se ha agravado como muestra la caída trimestral del PIB del 1,5%, debido a las medidas de consolidación fiscal puestas en marcha para evitar la bancarrota del país y a la caída de la demanda asociada a las mismas.

 

últimas noticias