Confianza de consumidores en economía de EE.UU. sube poco

El índice que elabora esa entidad se situó en agosto en 68,9 puntos, algo menos de los 69,6 que había calculado inicialmente.

La confianza de los consumidores de Estados Unidos en la economía de su país subió en agosto menos de lo previsto inicialmente respecto a julio, cuando se encontraba en su nivel más bajo de los últimos ocho meses, según datos definitivos de la Universidad de Michigan difundidos el viernes.

El índice de confianza que elabora esa entidad se situó en agosto en 68,9 puntos, algo menos de los 69,6 que había calculado inicialmente, pero en cualquier caso por encima de los 67,8 puntos de julio.

Este indicador es importante porque está muy ligado a la intención de gasto de los consumidores, que es el principal motor de la economía estadounidense: cuanta más confianza en que la economía va a ir bien, más relajo a la hora de consumir y, por tanto, más crecimiento económico.

El subíndice que mide la confianza actual de los consumidores -la que les animaría a realizar compras importantes de inmediato- avanzó de 76,5 puntos en julio a 78,3 puntos en agosto; mientras que el indicador que estudia la confianza futura -la que creen que les impulsará a acometer grandes compras dentro de seis meses- avanzó de 62,3 a 62,9 puntos entre los dos meses comparados.

El ligero incremento de la confianza da a entender que los consumidores estadounidenses van a seguir gastando con cierta cautela, aunque algo más relajadamente que hace unas semanas.

La difusión de estos datos coincidía con una comparecencia del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien precisamente advirtió el viernes de que el gasto de los consumidores podría avanzar de una manera relativamente lenta en los próximos meses.

Además, reconoció que la recuperación económica en Estados Unidos se ha ralentizado, tal y como muestran los datos del crecimiento del producto interior bruto (PIB) durante el segundo trimestre del año difundidos hoy, poco antes de la comparecencia de Bernanke.

Según esos datos, la economía estadounidense, la mayor del mundo, sólo creció a una tasa anualizada del 1,6% en el segundo trimestre, frente al 3,7% de los tres meses anteriores y al 5% del tramo final de 2009.

Temas relacionados