Auditor: $4,2 billones anuales se van por agujero oscuro de la corrupción

Cerca de $28 billones siguen sin ser fiscalizados por las contralorías territoriales y la General, advierte informe.

Una reforma de fondo al régimen del Control Fiscal en Colombia, propuso el Auditor General de la República, Iván Darío Gómez Lee, tras advertir que sólo así se puede neutralizar el agujero oscuro de la corrupción que es por donde se fugan, a manos ajenas, cerca de 4.2 billones de pesos anuales.

De 10.241 gestores fiscales que tienen bajo su responsabilidad administrar los recursos públicos de los colombianos, solo 5.453 fueron vigilados en 2009 por los entes de control territorial y por la Contraloría General de la República, advierte informe de la entidad.

En recursos sin vigilancia, el panorama es que de 2009 cerca de 28 billones de pesos siguen sin ser fiscalizados por las contralorías territoriales y la General de la República.

Aclarar que estos son recursos del año 2008, cuya ejecución se vigiló en el año 2009. El control fiscal a las entidades que manejan recursos provenientes de las regalías alcanzó a vigilar, en 2009, unos 4 billones de los cinco recibidos por las entidades estatales en 2008.

Es decir, el control fiscal en materia de vigilancia de regalías logró un 87% de cobertura, precisa el informe.

Respecto del Sistema General de Participaciones (SGP), que significa los recursos de la nación invertidos en el sector social, el 50 por ciento de los dineros no fueron objeto de fiscalización por parte de los organismos de control el pasado año, dice la Auditoría en el comunicado de prensa.

"Las cifras de cobertura del control fiscal son preocupantes e indican la necesidad inaplazable de una reingeniería para la racionalización y la eficiencia en las competencias y auditorias de las Contralorías", sentenció el auditor Iván Darío Gómez Lee.

La enmienda que el auditor propone ya está en manos del Gobierno Nacional a través del Ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras. La iniciativa busca proponer una reforma que privilegie la ética pública sobre el manejo y la vigilancia de los recursos del estado con transparencia, efectividad y un proceso que garantice una amplia cobertura del control fiscal.

"El país no da espera a un Control oportuno y transparente que enfrente la corrupción en todo el territorio", afirmó Gómez Lee.

En ese orden de ideas, la Auditoría considera, paralelamente, promover un cambio sustancial al proceso de responsabilidad fiscal. Para citar un ejemplo, en el año 2009, en materia de apertura de procesos de responsabilidad fiscal, se abrieron averiguaciones por un monto aproximado a los 1,2 billones de pesos y en trámite aún continúan 2,9 billones, de los cuales, se estima, solo se recuperará el 6 por ciento, es decir 38.048 millones de pesos.

Las contralorías realizan recuperaciones preventivas a través de acciones y funciones de advertencia que le han ahorrado al país 239.840 millones de pesos en el último año.

La propuesta

El proyecto propone una reforma radical en la elección de los contralores y calidades, con mecanismos que garanticen su independencia y perfil técnico, dice el informe.

Para darle un alcance más institucional a la propuesta, el Auditor General de la República, Iván Darío Gómez Lee, pedirá una audiencia la próxima semana a la nueva Contralora General de la República, Sandra Morelli Rico, para hacerla partícipe del proyecto de ley que busca reformar el control fiscal en Colombia,

La iniciativa comtempla acciones en carrera administrativa territorial; calidades de los contralores y del Auditor General de la República; celeridad en los procesos de responsabilidad fiscal, fortalecimiento del sistema de control interno, ampliación de la cobertura y calidad del control fiscal y sanciones.