De Agro Ingreso Seguro descongelan $100.000 millones

Los recursos serán destinados para los programas de riesgo de pequeños agricultores.

Tras permanecer congelados, los recursos del programa Agro Ingreso Seguro, por los escándalos desatados por la mala utilización de los créditos, el Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo anunció que en las próximas semanas serán descongelados cerca de 100.000 millones de pesos.

El anuncio del funcionario se conoció en el marco del congreso extraordinario arrocero que presentó las peticiones que el sector requiere para continuar el desarrollo de esta actividad.

Juan Camilo Restrepo explicó que de este total descongelado, al menos unos 23.000 millones de pesos beneficiaran a distrito de riesgo en el sector arrocero; serán cerca de 20 proyectos.

El funcionario explicó que estos dineros corresponden a solicitudes correspondientes a los últimos dos años, que fueron estudiadas, "pero que se congelaron porque aquí terminaron pagando justos por pecadores; porque se congelaron todos los desembolsos de los programas de riego y drenaje de los últimos dos años".

Reiteró que esos recursos corresponden a proyectos ya evaluados, prioritariamente de pequeños y medianos agricultores asociados para ser programas de riego, muy importante para la pequeña y mediana agricultura, "con unos niveles de subsidios que no se presten a abusos", indicó.

Explicó que los proyectos beneficiados con la entrega de esos recursos son aquellos que "ya pasaron el examen de que eran unos buenos proyectos, honestos y útiles para la agricultura". No tendrán que presentar nuevamente los proyectos, reiteró.

Política de tierras

Sobre la política de tierras, el ministro de Agricultura indicó que "no es contradictoria con el desarrollo de la agricultura empresarial".
Recordó que Colombia tiene tierras que permiten "que convivan amigable, civilizada y productivamente los dos tipos de agricultura".

La política de tierras tiene muchos elementos, y entre ellos está la de propiciar el retorno de la tierra de la que fueron despojados, muchos colombianos en las últimas décadas. "Eso es perfectamente compatible con que el país siga avanzando hacia tener una agricultura moderna empresarial de exportación", dijo.

Reiteró que el Gobierno no está planteando un proyecto antagónico, sino unas iniciativas complementarias.

No renegociarán los TLC

Frente a los TLC firmados con otros países y que pueden afectar el sector agropecuario, el titular de la cartera agraria informó que "se va a revisar cuáles son los instrumentos legales que se pueden utilizar para, el evento de que llegaran inopinadamente y abruptamente grandes contingentes con cero aranceles de productos sensibles, sin que tengan que cursar los tramos de desgravación".

Mencionó el caso del maíz. Indicó que teóricamente de este grano podrían llegar casi el 60% de un solo viaje, sin pagar impuestos de aduana, "entonces los mismos tratados de libre comercio y las normas de cooperación internacional, prevén mecanismos de salvaguardia en el evento en que eso se", dijo.

Aclaró que "no es que Colombia le vaya a dar la espalda a los TLC. No es que los vaya a revisar, ni a renunciar a ellos. No. Seguiremos eso los necesita Colombia y los necesitan muchos sectores de la agricultura".

Colombia no puede estar ausente de los acuerdos comerciales en que se desenvuelve el mundo. Lo que se revisará son los contingentes para evitar arruinar la agricultura colombiana.

Amenaza a los arroceros

En el congreso extraordinario arrocero, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández advirtió que "la mayor amenaza que pesa sobre nuestro sector, como la verdadera espada de Damocles, es la importación de productos a precios inferiores, en los momentos más inoportunos, cuando el país empieza a cosechar, o los almacenamientos se encuentran abarrotados de producto nacional, que se exacerba con la revaluación del peso haciendo las importaciones cada vez más baratas en pesos colombianos".

Denunció que los acuerdos internacionales de comercio en especial los contraídos con la Zona Andina, son los que más han afectado en los últimos años el equilibrio del mercado nacional.

"Los compromisos contraídos durante la negociación del TLC con Estados Unidos no son menos preocupantes. Desde el primer día, en que entre en efecto este acuerdo llegarán contingentes considerables de cereales con cero arancel y un gran contenido de subsidios que en muchos casos alcanza el 50% del precio de exportación contra el cual la producción nacional no puede competir", denunció Hernández.

Para tratar de estabilizar el preció del arroz entre cosechas, el dirigente gremial propuso "integrar a los productores hacia adelante con empresas individuales y asociativas como una parte sustancial de la solución a este problema, facilitando el secamiento y almacenamiento del arroz cosechado por los productores. Con este emprendimiento se mejoraría sustancialmente la comercialización del arroz paddy al fortalecer a los productores su poder de negociación frente al industrial comprador de la materia prima".

Pidió al Gobierno estudiar la modificación del Acuerdo de Libre Comercio Andino que fue negociado hace 30 años cuando las áreas sembradas en arroz en los países vecinos no eran siquiera el 10% del área sembrada en Colombia y la estructura de costos era totalmente favorable a nuestro país.

"Los arroceros creemos que una buena parte de las regalías deberían regresar al sector rural, para redistribuirse y ser invertidas en infraestructura de carreteras, en riego, para mitigar en muchos casos el daño que ha ocasionado la minería a los caudales de los ríos y al ecosistema en detrimento de la productividad", recomendó el presidente de Fedearroz.

 

 

Temas relacionados