Advierten situaciones de insolvencia de algunas entidades territoriales

El año pasado fueron reestructuradas deudas de las regiones por $3.9 billones, precisa informe.

Un informe del Ministerio de Hacienda sobre la Viabilidad Fiscal de los Departamentos alerta que la sostenibilidad del ahorro corriente afronta el riesgo de un crecimiento del gasto corriente superior al de sus fuentes permanentes de financiación. Dice que existen diferencias entre las entidades territoriales respecto a su desempeño fiscal, al punto que algunas de ellas afrontan situaciones de insolvencia.

Explica que los rubros que más presión ejercen son: mesadas pensionales; subsidios y pagos de personal en educación y salud; sentencias judiciales; y transferencias a las entidades descentralizadas.

El estudio revelado por el Ministerio de Hacienda destaca que "la ejecución y seguimiento de los programas de ajuste fiscal (leyes 358 y 617) y de los acuerdos de reestructuración de pasivos (ley 550) han contribuido al saneamiento fiscal regional y local".

En 2009 se ejecutaron 62 programas de saneamiento fiscal con apoyo y asistencia técnica de la DAF (Dirección de Apoyo Fiscal): uno en ley 358 de 1997; 5 en ley 617 de 2000 y 56 en ley 550 de 1999.

Precisa el informe que al finalizar el año pasado, unas 124 entidades territoriales habían adelantado programas de ajuste fiscal con el apoyo y asistencia técnica del Ministerio de Hacienda: 17 departamentos y 107 municipios.

Los procesos fracasados por incumplimiento cubren el departamento de Choco, y los municipios de Bahía Solano, Istmina, Malambo, Plato y Tadó. Los acuerdos que no lograron suscribirse ocurrieron en los municipios de Corozal, Guapi, Mocoa y Sabanalarga, indica el estudio.

El informe del Gobierno indica que al cierre del año pasado, 13 departamentos y 76 municipios se habían acogido a la Ley 550. De esta cantidad, 24 terminaron exitosamente los acuerdos; 55 se encuentran en ejecución, 4 no lograron suscribirse y 6 fracasaron por incumplimientos.

Adicionalmente 35 suscribieron programas de desempeño fiscal con el acompañamiento del Ministerio de Hacienda, de los cuales 29 terminaron satisfactoriamente entre 2002 y julio 31 de 2009, el proceso de Quibdó terminó por incumplimiento y los de Atlántico, Valle, Guajira, Cali y Belén de Andaquíes (Caquetá) continúan en ejecución.

Como resultado de este proceso se reestructuraron obligaciones por 3.9 billones de pesos. Alrededor del 71% de estas obligaciones fueron canceladas unas por medio de pagos efectivos y otras mediante depuraciones a través de saneamiento contable, indica el ministerio de Hacienda en su informa.

Desempeño fiscal

El informe del Gobierno indica que las gobernaciones con mejores resultados en términos de balance fiscal en 2009 fueron: Casanare, Córdoba, Cundinamarca, Valle y Guajira. Córdoba ejecutó en 2009 un programa de saneamiento fiscal con apoyo de la Nación, en el marco de la ley 550 de 1999, recuerda el estudio.

Las gobernaciones con desempeño menos destacado en el aspecto de balance fiscal fueron Antioquia, Meta, Santander y Boyacá.

El año pasado, el gasto departamental, incluyendo amortizaciones de deuda pública, creció 12% en términos reales. Como porcentaje del PIB (producto interno bruto) el gasto total subió de 3.5% en 2008 a 3.8% en 2009.

Como porcentaje del PIB, el gasto total aumentó de 3.5% en 2008 a 3.8% en 2009, por efecto de los mayores compromisos presupuestales de inversión, de los cuales la inversión social y la formación de capital fijo explicaron el 93% de dicho crecimiento.

Destaca el estudio que dentro de los gastos corrientes el mayor aumento correspondió al gasto operativo asociado a la inversión social, el cual creció 20% en términos reales.

De la totalidad de esta inversión, en 2009 educación representó 69%, salud 30% y otros sectores 1%, destaca el informe presentado.

El año pasado, por sentencias y conciliaciones, los gobiernos departamentales debieron cancelar 46.520 millones de pesos; cuando n 2008 fue de 26.007 millones de pesos.

El informe del ministerio de Hacienda, sobre la situación fiscal de los departamentos indica que el gasto creció en la totalidad de regiones.

Los mayores crecimiento en el gasto se registraron en las gobernaciones de Meta y Bolívar. Contrario a este comportamiento, los gastos crecieron menos en Tolima, San Andrés y Cauca, como consecuencia de los menores pagos realizados por concepto de servicio de deuda pública.

Entre 2008 y 2009, el saldo de la deuda pública departamental aumentó 12% en términos reales, explica el estudio.

El mayor crecimiento de las obligaciones se registró en Santander con 173% y Norte de Santander que aumentó 126%.

Destaca el informe que al cierre de 2009, el 53% del endeudamiento total estaba en cabeza de tres gobernaciones: Cundinamarca, Valle y Antioquia.

El análisis de cumplimiento de las normas que regulan la contratación de deuda arrojó que a diciembre de 2009, al menos 12 gobernaciones estaban en semáforo rojo, al medir la capacidad de pago con ingresos netos de recursos del balance e incluir cuentas por pagar de vigencias anteriores en el saldo de la deuda; tres registraron balance primario negativo; cinco incumplieron el límite de gastos de funcionamiento de la ley 617 del nivel central; siete cumplieron el límite de gastos de los organismos de Control, Asamblea y Contraloría; nueve están reestructurando pasivos corrientes mediante acuerdos suscritos con sus acreedores en el marco de la ley 550 de 1999; tres adelantan programas de Saneamiento Fiscal de ley 617 de 2000; diez cumplieron los aportes al FONPET, definidos en la ley 549 de 1999, y 11 tenían calificación de riesgo vigente expedida por una firma especializada, según lo dispuesto por la ley 819 de 2003, concluye el informe del Ministerio de Hacienda.