Crisis económica frena aumento del gasto militar en 2011

Sólo dos potencias mundiales aumentaron el gasto militar el año pasado: China, el 6,7%, y Rusia, el 9,3%.

El gasto militar mundial en 2011 se mantuvo a un nivel similar al del año anterior debido a los recortes presupuestarios en defensa de las principales potencias por la crisis financiera, según un informe difundido el lunes por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

La cifra final fue de 1,74 billones de dólares (1,32 billones de euros), un 0,3 por ciento más que en 2010 y el fin de la tendencia de aumentos continuos de la última década, con un incremento medio anual entre 2001 y 2009 del 4,5 por ciento.

Seis de los diez países que encabezan la lista de gasto militar en 2011 recortaron sus presupuestos militares, en la mayoría de los casos para reducir su déficit presupuestario.

En el caso de Estados Unidos ese recorte fue del 1,2 por ciento, mientras que en el de Francia, Alemania y Reino Unido -los tres primeros en Europa- fue del 4, 1,4 y 0,6, respectivamente; y en el de India y Brasil, del 4,9 y el 8,2 por ciento.

Entre los países europeos que más han recortado en defensa, el SIPRI destaca a Grecia, con el 26 por ciento; España, con el 18%; Italia (16%) e Irlanda (11%).

Sólo dos potencias mundiales aumentaron el gasto militar el año pasado: China, el 6,7%, y Rusia, el 9,3%.

"Es demasiado pronto para decir si la reducción del gasto militar en 2011 representa un cambio de tendencia a largo plazo", señaló en el informe Sam Perlo-Freeman, investigador del SIPRI.

Perlo-Freeman cree "probable" que se produzcan reducciones en el gasto en los próximos años en Estados Unidos y en Europa, mientras que en Asia, África y Oriente Medio hay una tendencia ascendente, aunque "cualquier nueva guerra importante podría cambiar el dibujo de forma dramática".

Con 143.000 millones de dólares (109.000 millones de euros) estimados de gasto en armamento militar, China mantiene el segundo puesto, con el 8,2 por ciento del total, por delante de Rusia, con 71.900 millones (55.000 millones de euros) y el 4,1%, que adelanta al Reino Unido y a Francia.

Pero tanto China como Rusia se quedan muy lejos de Estados Unidos, que mantiene su aplastante hegemonía mundial: en 2011 acaparó el 41 por ciento del gasto mundial con 711.000 millones (541.000 millones de euros).

Completan los diez primeros lugares, por este orden, Japón, India, Arabia Saudí, Alemania y Brasil.

El gasto militar en América Latina cayó un 3,3 por ciento, influido por el recorte del líder regional, Brasil, para intentar enfriar su economía y reducir la inflación.

El informe destaca también el caso de México, con un aumento del 5,7 por ciento en 2011 y del 52 por ciento desde 2002, debido sobre todo a la mayor participación de los cuerpos militares en la lucha contra los carteles del narcotráfico.

En Asia y Oceanía, el gasto militar subió un 2,4 por ciento, en gran medida debido al aumento de China; mientras que en África la subida fue del 8,6 por ciento, impulsada por las inversiones en armamento de Argelia.

En el caso de Oriente Medio, el informe resalta la incertidumbre provocada por la falta de datos fiables de varios países como Irán, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Yemen.

Irak fue el país de la región que experimentó una mayor subida en 2011, con el 55 por ciento, seguido por Bahrein (14%), Kuwait (9,8%), Israel (6,8%) y Siria (6,1%).

Temas relacionados