Banrepública advierte pérdida adquisitiva del salario

La capacidad de pago de las familias colombianas se ha deteriorado con mayor velocidad.

Resultado del 'boom' de consumo del pasado, las obligaciones financieras de los hogares se ha venido incrementando impulsada por los efectos de la crisis internacional que ha comenzado a sentirse en el país.

Así está contenido en un informe revelado por el Banco de la República que examina la estabilidad de las entidades financieras colombianas.

Desde el año 2000 se ha venido deteriorando el salario real (descontando la inflación) lo que repercute en el consumo.  Hoy de cada $100 que le ingresan debe destinar $24,70 para el pago de obligaciones.

Mientras el salario ha descendido 2%, el consumo ha crecido en esa proporción, haciendo que las familias vean mayor restricción a la hora de acceder a bienes, servicios y productos necesarios para la subsistencia.

Hasta septiembre del año pasado, el poder adquisitivo de los salarios se ha deteriorado en 2%, comportamiento que se ha agudizado en los últimos meses.

El director del Departamento de Estabilidad Financiera del Banco Central, Dairo Estrada indicó que esa carga, que ahora pesa mucho más sobre los hogares colombianos, es el esfuerzo que hacen los hogares para el pago de las obligaciones.

Ahora "como proporción del ingreso de los hogares, las familias tienen que hacer un mayor esfuerzo en pagar intereses a los bancos", explicó Estrada.

Indicó que uno de los impactos que ha tenido la crisis financiera internacional es que el sector real de la economía se ha venido deteriorando y por lo tanto ha tenido efectos directos sobre la posición de los hogares en las compañías.

"En la medida en que los hogares y las firmas (empresas) sean más vulnerables, puede afectar al sistema financiero", reiteró Dairo Estrada.

Esto hace que los hogares piensen de una manera más detenida "sus nuevos planes de consumo", dijo Estrada.

Para el director del Departamento de Estabilidad Financiera, ha habido un deterioro en la cartera comercial y "creemos que el sector financiero debe seguir siendo muy cuidadoso con la evolución de la cartera comercial", pese a que las provisiones ahora son mayores.

Consumo cayendo

El informe revelado por el Banco de la República destaca que "la caída persistente del consumo ha contribuido a contraer la demanda agregada, lo que ha repercutido negativamente en el flujo de ingreso de las empresas y, por consiguiente, en los ingresos reales de una gran proporción de los asalariados, así como en la tasa de desempleo".

Advierte el informe que la capacidad de pago de los hogares se sigue debilitando y en el futuro parece acentuarse, "dado que los salarios reales continúan deteriorándose", y el mercado laboral muestra un comportamiento desfavorable.

Temas relacionados