Con factura ‘viva', Dian busca reducir evasión de $8 billones en IVA

Con chip vigilarán a establecimientos encargados de recaudar el impuesto a las ventas.

En cerca de 52 ciudades, funcionarios de la Dian vigilarán las transacciones que se realizan en 54.000 establecimientos comerciales para ver que expidan facturas y se logre bajar el alto nivel de evasión que se presenta en las ventas.

El director de la Dian insistió en que la evasión en IVA se acerca a los 8 billones de pesos, pero que con la campaña la factura está viva se busca recaudar por lo menos $4 billones. "Si logramos recaudar esa cantidad nos evitamos dolores de cabeza", dijo el director de la Dian, Néstor Díaz.

Explicó que un punto de evasión en IVA vale alrededor de 400 millones de pesos. La aspiración es llevar esa evasión a un 10 por ciento ó 14 por ciento, que en lo que se tiene en países de mejor cultura tributaria, reiteró Díaz.

Precisó que en el año puede haber una evasión de 4 billones de pesos que pueden ser recuperados.

Reitero que este año, la Dian espera por control a la evasión en IVA y renta, lograr recuperar cerca de 1,6 billones de pesos.
Néstor Díaz recordó que desde este jueves, la Dian comienza las Jornadas Nacionales de Facturación que buscan sensibilizar a los vendedores y consumidores sobre la importancia de la Factura como instrumento de control fiscal.

Indicó que inicialmente los funcionarios desarrollarán visitas más pedagógicas que fiscales, pero en el resto del año los controles tendrán los efectos sancionatorios previstos en la Ley.

Dijo que los propios directivos de la Dian en todo el país encabezarán la Jornada Nacional de Facturación y acompañarán a más de 8.000 funcionarios, respaldados también por la Policía Fiscal Aduanera, para decirle a los comerciantes y consumidores que deben, los unos expedir y los otros, pedir la factura correspondientes a sus compras o transacciones comerciales.

Precisó que la Factura reporta un triple beneficio, además de ser un vínculo esencial entre la relación Estado-ciudadano. De un lado, el empresario o comerciante organiza su negocio y determina su rentabilidad; el comprador o consumidor acredita la propiedad del bien y su garantía; y el Estado recibe el impuesto con el cual desarrolla la inversión social.

Néstor Díaz resaltó que ya no es la Dian de los doberman (perros) sino del servicio.

Un chip contra la evasión

El funcionario advirtió que como parte de las jornadas, la Dian tiene previsto tecnificar aún más los controles a la expedición de este documento y hacerlo por medios electrónicos como chips incorporados a las máquinas registradoras y verificación de documentos en línea.

Al menos 5.000 establecimientos de los 412.000 responsables del IVA podrían ser los primeros en contar con el chip que remplazaría la factura.

Igualmente conformará un cuerpo élite que reaccionará inmediatamente a denuncias ciudadanas sobre la ausencia de facturación o la existencia de la misma sin el lleno de los requisitos. Los funcionarios acudirán e iniciarán los procedimientos de Ley que pueden dar con el cierre de los establecimientos hasta por 30 días.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups