"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Gobierno revela esencia de reforma tributaria que siempre negó

Nuevo impuesto de guerra afectará patrimonios mayores a $2.000 millones, que pagarán 9.200 contribuyentes.

El anuncio fue hecho por el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, al revelar que la iniciativa contempla que patrimonios entre 2.000 millones y 3.000 millones de pesos pagarán una tarifa de 0.4 por ciento, mientras que los superiores a los 3.000 millones de pesos cancelaran el 0,6 por ciento.

La finalidad del Gobierno es recoger alrededor de 2,1 billones de pesos durante cuatro años.

El ministro de Hacienda advirtió que las empresas que han firmado acuerdos de estabilidad jurídica estarán exentas de cancelar el nuevo impuesto al patrimonio. Pero las que firmen el acuerdo si pagarán el tributo temporal por cuatro años a partir de 2011.

La iniciativa, contemplada en la reforma tributaria, que será presentada el 20 de julio próximo, contempla igualmente que las empresas en zonas francas no podrán tener doble beneficio tributario, como el caso de la carga impositiva para los activos productivos que bajará de 40 por ciento al 30 por ciento.

La base para el pago del nuevo impuesto al patrimonio será sobre 9.200 contribuyentes que presentan patrimonios superiores a los 2.000 millones de pesos, según las cifras reveladas por la Dian.

Anuncios del Presidente

El Presidente Uribe había anticipado que propondrá reducir del 40 al 30 por ciento la deducción por inversiones que establece el régimen tributario en Colombia.

En su momento había dicho que "entre los correctivos que nosotros hemos pensado introducir están los siguientes: además de pedir un esfuerzo a los sectores más pudientes para la Seguridad Democrática, también hacer un tema en el ajuste a lo que es la deducción por inversiones, en lo que ha sido el estímulo tributario desde 2003 a la reinversión de utilidades".

El Jefe de Estado recordó que inicialmente este beneficio era del 30 por ciento, lo cual se constituía en un estímulo suficiente a la inversión, según el Gobierno. Sin embargo, en el 2006 el Legislativo decidió elevar esta deducción al 40 por ciento.

"El momento fiscal también nos exige estar repensando estos temas sin afectar lo fundamental. Por eso creemos que no deterioramos el atractivo de inversión regresando esa deducción del 40 al 30 por ciento, y que nos puede ayudar muchísimo en el frente fiscal", había dicho el Mandatario.

Fue enfático en afirmar que los ajustes que se vayan a introducir en el frente tributario se harán con buen juicio, pero también con celeridad.

Recalcó que en materia tributaria lo fundamental es mantener la estabilidad en las normas tributarias y laborales, sin perjuicio de ajustes.

Temas relacionados