No descartan retaliación a restricción ecuatoriana a exportaciones locales

La decisión afecta exportaciones colombianas que en 2008 sumaron 570 millones de dólares.

Un máximo esfuerzo para hallar una salida por la vía del diálogo para resolver el tema de la salvaguardia cambiaria, la cual impuso Ecuador a Colombia y que afecta a 1.346 subpartidas arancelarias, anunció el Gobierno para los próximos días.

Mientras en el ministerio de Comercio, Industria y Turismo esperan solucionar el problema de las restricciones comerciales, varios dirigentes gremiales son partidarios de imponer similares medidas sancionatorias a los productos exportados del vecino país.

El titular de la cartera de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, recordó que la decisión del gobierno ecuatoriano fue adoptada de manera inconsulta, sin hacer seguimiento a los procedimientos impuestos por la Comunidad Andina, y sin tener en cuenta que en Colombia la moneda sigue revaluada, y que en ningún momento se ha pensado en devaluar para perjudicar al vecino país.

Se está trabajando para evitar una medida de retaliación, que sólo se adoptaría en un caso extremo, pues previamente se utilizarán los canales diplomáticos y la consulta con la Secretaria General de la CAN, admitió Plata.

Como se recuerda, el Gobierno del vecino país tomó la medida, que tiene carácter temporal de un año y establece la imposición de aranceles a unas 1.360 partidas, de las que el 85 por ciento experimentará una subida de entre el 20 por ciento y el 30 por ciento, recuerda un comunicado del Gobierno.

La decisión es injustificada y no es acorde con los lineamientos de la Secretaría General de la CAN, reiteró el ministro Plata. Indicó que lo que se advierte en el gremio exportador nacional es preocupación por la revaluación del peso, que ha pasado de una tasa de cambio de algo menos de 2.900 pesos por dólar en el 2002 a menos de a 2.100 pesos actuales.

Algunos analistas consideran que en Ecuador no entienden lo que está pasando con la moneda estadounidense en el mercado local, pues al contrario de lo que dicen allá, acá se está presentando es una acentuada revaluación, pues el dólar flota libremente de acuerdo con el mercado cambiario.

Plata indicó que cuando se adoptan medidas de salvaguardia, el país que lo hace debe hacer la consulta correspondiente ante la CAN, para que la otra nación, en este caso Colombia, pueda presentar sus argumentos.

Insistió en que la decisión afecta exportaciones colombianas que en 2008 sumaron 570 millones de dólares, equivalentes a un 38 por ciento, del total exportado por Colombia al vecino país en el periodo.

El informe presentado por el Gobierno indica que entre los sectores afectados, se encuentran el automotor, electrodomésticos, textil - confección, calzado, muebles, productos de panadería, confitería, salsas, licores, cosméticos, productos de aseo, plásticos, cuero, productos de papel, industria editorial, cerámica, juguetes, carne de bovino, lácteos, flores, hortalizas, frutas, café y tabaco.

La resolución del Comexi argumenta que "La motivación principal de esta decisión, ha sido que el proceso devaluatorio de la República de Colombia, que inició a mediados del año 2007, ha crecido de manera sostenida durante los últimos meses y ha generado un fuerte deterioro en las condiciones de competencia entre Colombia y Ecuador...".

El Gobierno también está a la espera de la Secretaría General de la CAN, inicie en el corto plazo las acciones necesarias para garantizar la preservación del ordenamiento andino, y en especial los compromisos asumidos por Ecuador relacionados con el programa de liberalización del acuerdo.

El 23 de enero de este año, el gobierno de Correa anunció una salvaguardia que afectó a 650 productos provenientes de la totalidad de países con que Ecuador tiene relaciones comerciales. En esa oportunidad, los ecuatorianos argumentaron desequilibrio en su balanza de pagos, sin embargo pronto fue desmontada por presión mundial. La de ahora está enfocada solo a afectar las exportaciones colombianas, lo que ha sido considerado por expertos internacional como una decisión más política que comercial.