Irregularidades por $113.888 millones en Casanare revela la Contraloría

Figuran 49 de responsabilidad fiscal contra tres ex gobernadores del departamento.

La gestión y ejecución irregular de recursos regalías en Casanare y los municipios petroleros de este departamento en la vigencia 2008 llevó a la Contraloría General a señalar 111 hallazgos con presunta responsabilidad fiscal por 113.888 millones de pesos.

El informe de la Contraloría indica que los hallazgos fueron detectados en los municipios, de Aguazul, Yopal, Orocué, Tauramena, Maní, Paz de Ariporo, San Luis de Palenque y Trinidad.

En desarrollo de la evaluación de gestión, la Contraloría General determinó concepto desfavorable en 8 de 9 auditorías realizadas para las vigencias 2006 y 2007.

Reveló el contralor, Julio Cesar Turbay Quintero indicó que tuvieron concepto de gestión desfavorable la gobernación de Casanare y los municipios de Yopal, Aguazul, Maní, Orocué, Trinidad y Paz de Ariporo.

Procesos contra ex gobernadores

La gerencia de la Contraloría General de la República en el departamento de Casanare tramita actualmente 180 procesos de responsabilidad fiscal por daños al patrimonio del departamento, a municipios como Yopal, Maní, San Luis de Palenque, Orocué, Aguazul, Pore y La Paz, a varios entes descentralizados y a otras entidades que operan en la región, dice el informe.

La mayoría de estos procesos se adelantan por manejo inadecuado de regalías, que superan la cuantía de 68.793 millones de pesos y en los cuales aparecen vinculados funcionarios, contratistas, interventores y supervisores, entre otros.

Destaca el estudio que entre los procesos que adelanta la Contraloría General en Casanare, por daños al erario originados en malos manejos de recursos de regalías, figuran 49 de responsabilidad fiscal contra tres ex gobernadores del departamento, por más de 28.000 millones de pesos, y uno coactivo, por 125 millones de pesos contra otro ex mandatario.

A uno de los ex gobernadores se le embargó un inmueble valorado en más de 1.000 millones de pesos.

Recursos dilapidados

Precisa el informe que se ha evidenciando, reiteradamente, destinación de recursos para viviendas de interés social, sin que se hayan construido las casas, las construidas no son habitables y falta planeación en la contratación y selección de beneficiarios.

La Contraloría General estableció un proceso de responsabilidad fiscal por 3.491 millones de pesos, por recursos girados por el Departamento sin que se ejecutara el 48% del contrato de un proyecto de 9.511 millones de pesos para 2.177 viviendas.

Como denunció el Contralor Julio César Turbay Quintero, el exceso de liquidez vivido por el departamento de Casanare hasta 2008 propició la inversión de recursos de regalías con fines de especulación, como es el caso de los patrimonios autónomos, donde se pusieron en riesgo recursos destinados a inversión social. Por estos hechos, el ente de control abrió proceso de responsabilidad fiscal por valor de 33.272 millones de pesos.

Parque del Arroz y otros "elefantes blancos"

En lo que tiene que ver con la apertura de procesos de responsabilidad fiscal por los llamados "elefantes blancos", el Contralor Julio César Turbay Quintero llamó la atención por casos como el del Parque del Arroz, en Aguazul, en el cual se invirtió entre 2002 y 2006 la suma de 1.465 millones de pesos y, en la vigencia 2008 la obra se evidenció en total abandono.

Otras obras del mismo estilo en Casanare son el Parque de Aguas de Yopal, en el que durante los años 2004 y 2005 se invirtieron 10.351 millones de pesos y hoy no presta ningún servicio a la comunidad y se encuentra abandonado; los sobrecostos y errores en la construcción del Museo Llanero afectan recursos por valor de 1.163 millones de pesos de regalías del municipio de Yopal; y la planta de sacrificio de aves de la capital del Casanare, donde se invirtieron 683 millones, no presta tampoco el servicio para el cual fue construida.

A su vez, el municipio de Aguazul invirtió 6.653 millones de pesos en la construcción de la planta procesadora de yuca, proyecto sobredimensionado que no responde a las necesidades de la región y de la comunidad. Pero también está la planta procesadora de yuca de Tauramena, donde se dilapidó una inversión de 2.053 millones de pesos y la planta procesadora de leche de Aguazul por 1.842 millones de pesos, que no opera por falta de materia prima en la región.

Otras tres obras inconclusas son el Coliseo Cubierto de San Luis de Palenque, donde se invirtieron 387 millones de pesos; el acueducto de la vereda Gaviotas del municipio de Maní, obra que no opera y donde se dio una inversión de 393 millones de pesos; la construcción de la planta de tratamiento de agua potable del municipio de Pore, que no funciona y valió 113 millones de pesos; y la cancha múltiple de San Luis de Palenque por 45 millones de pesos, que nunca prestó servicio por deficiencias constructivas, destaca el informe de la Contraloría General.

 

últimas noticias