Los precios volvieron a bajar en julio

A pesar del repunte frente a junio pasado, la inflación fue mucho menor a la del mismo mes del 2008.

El Dane dará cuenta de que en julio los precios de la canasta familiar volvieron a caer y que este año será posible cumplir con olgura la meta del Banco de la República de impedir que la inflación se ubique por encima de un rango meta de entre 4,5% y 5,5%.

Según varias encuestas reveladas por firmas de análisis económico, la cifra no superará el medio punto porcentual, muy por debajo del 0,48%.

La agencia Reuters hizo un sondeo en el que encotró que la inflación en Colombia cedería a un 0,06 por ciento en julio.

De cumplirse el pronóstico de la encuesta, realizada entre analistas de 32 entidades, el país acumularía una inflación de 3,4 por ciento en lo corrido del año hasta julio.

No obstante, el alza de precios en julio se situaría por encima de la variación de -0,06 por ciento que marcó en junio.

“Hay un patrón de comportamiento estadístico que muestra que julio está por encima de junio, por alimentos estamos viendo una caída adicional en los precios para este mes, aunque no tan pronunciada como el mes pasado”, dijo el analista Carlos Ramos, de la correduría Interbolsa.

El estatal Dane tiene previsto revelar el informe oficial de la inflación el 5 de agosto.

Según el sondeo, las expectativas inflacionarias para el cierre del año cedieron a una mediana de 3,68 por ciento, desde el 3,89 por ciento que arrojó la encuesta de junio.

De ser así, el aumento en los precios estaría por debajo del rango establecido como meta por el Banco Central para el 2009, de entre 4,5 y 5,5 por ciento.

El buen comportamiento de los precios este año ha ayudado al Banco Central a mantener una política monetaria expansiva, en busca de apoyar una recuperación de la economía colombiana, que entró en recesión tras la caída del PIB en el último trimestre del 2008 y el primero del 2009.
 
Entre diciembre pasado y junio el banco emisor recortó en 550 puntos base su tasa de interés de referencia hasta el actual 4,5 por ciento y algunos analistas no descartan futuros movimientos en la misma línea.

El Banco de la República dijo esta semana que la inflación este año podría ser menor a la meta fijada de entre el 4,5 y 5,5 por ciento, debido principalmente, a la baja de los precios de los alimentos.

“Los pronósticos de inflación indican que hay una alta probabilidad de que ésta termine en 2009 por debajo del rango meta establecido por la Junta Directiva del Banco de la República (4,5 al 5,5 por ciento)” , según un informe difundo hoy por esa entidad.

El informe, presentado este lunes por el gerente del emisor colombiano, José Darío Uribe, señala que durante el primer semestre del año “se revirtió el aumento de los precios de los alimentos y, en menor medida, de los bienes y servicios regulados”.

Estos últimos, los combustibles, el transporte y los servicios públicos, afectaron la inflación al consumidor durante 2007 y 2008, añade el reporte.

En consecuencia, señaló el gerente del banco central colombiano, “la inflación anual al consumidor presentó una pronunciada desaceleración al pasar de 7,7 por ciento en diciembre de 2008 a 3,8 por ciento en junio de 2009”.
 
Uribe también señaló que, pese al “difícil contexto externo, el PIB colombiano no se contrajo durante el primer trimestre de 2009 más allá de la caída del 1 por ciento anual registrada durante el cuarto trimestre de 2008”
Concretamente, señaló el informe presentado por Uribe, “frente al último trimestre de 2008, la economía colombiana creció 0,2%”.
 
Puntualizó que “los pronósticos del equipo técnico” del Banco de la República “muestran, con información a la fecha, que el crecimiento económico de este año se podría ubicar en un rango entre -1 y el 1 por ciento” .

El Dane informó que el Índice de Precios del Productor -IPP- para el mes de julio de 2009, registró una reducción de 0,30%.

En cuanto a las variaciones por sector económico del índice de la Oferta Interna Total, se observa que los productos característicos de la actividad agrícola presentaron un cambio en los precios de -0,21 %, el sector pesca registró una variación de -0,82%, la minería en -3,37 % y la industria registró un cambio en precios de -0,09 %.