Déficit fiscal, obstáculo para reactivar economía, advierte contralor General

En los últimos años no se generó el ahorro para permitir un gasto público extensivo.

Invertir en infraestructura es la estrategia más adecuada y menos costosa que tiene el Gobierno para afrontar la pérdida de dinamismo de la economía, pero el déficit fiscal es el principal obstáculo para implementar una política de gasto contracíclica, advirtió el contralor General Julio Cesar Turbay Quintero.

"Desafortunadamente, los esfuerzos realizados por el actual gobierno, si bien no se pueden desconocer, no fueron suficientes para permitir un equilibrio ni mucho menos un superávit fiscal", indicó el contralor.

La realidad es contundente: "Después de casi siete años de crecimiento sostenido, a tasas no vistas en los últimos cincuenta años, no se generó el ahorro público suficiente que permitiese enfrentar, con mayor facilidad, una política de gasto público expansivo", dijo el contralor Turbay Quintero.

En su concepto, a diferencia de lo que otras economías lograron en este terreno, como la chilena e incluso la mexicana, Colombia no supo ahorrar en los tiempos de vacas gordas.

Se requiere eficiencia y efectividad

Según el jefe del organismo de control, la efectividad y la eficiencia del Estado son quizás el mayor reto que se tiene cuando se anuncia la implementación de estas medidas contracíclicas, basadas en política fiscal expansionista, dice el comunicado de la Contraloría.

"Sin una mejora en los mecanismos de planeación e implementación (efectividad del gasto) y sin una mejora en los costos directos e indirectos (eficiencia) es posible que la política fiscal contracíclica termine siendo más una ilusión que una realidad", advirtió Turbay Quintero.

¿Si hay espacio fiscal?

Según un análisis que hizo la Contraloría General de la República, al lado de artículos del ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, el director de INVÍAS, Enrique Martínez Arciniegas, y analistas internacionales de la talla de Olivier Blanchard (Jefe Economista del Fondo Monetario Internacional), la implementación de medidas contracíclicas como el aumento de la inversión pública en infraestructura depende de aspectos tales como analizar si el país cuenta realmente con el espacio fiscal suficiente para abordar la ejecución de nuevos proyectos, cuando está pendiente la consolidación de aquellos identificados desde mucho tiempo atrás como fundamentales para que nuestro sistema productivo alcance mayores niveles de competitividad o estos han sido afectados con un aplazamiento de la asignación presupuestal.

La consolidación de mercados financieros locales y de un ambiente que ofrezca atractivos para inversionistas privados y extranjeros.

Estas son condiciones que se tornarán determinantes para hacer posibles las iniciativas que disminuyan la brecha en calidad y cantidad de nuestra infraestructura", sostiene el informe.

 

últimas noticias