Banco de la República deja estables intereses en 4,5%

El anuncio fue hecho por el gerente del Banco Emisor, José Darío Uribe.

La decisión fue adoptada por la Junta del Banco central ante el buen comportamiento que muestra la inflación y la reactivación que han comenzado a presentar algunos sectores de la economía.

El documebto del Banco dice que:

"La inflación anual al consumidor ha disminuido por noveno mes consecutivo y en julio se ubicó en 3,28%. Este descenso se presentó nuevamente en los precios de los alimentos y los bienes regulados (combustible, servicios públicos y transporte). Los indicadores de inflación básica (aquella que excluye los precios de los productos más volátiles como los alimentos) continuaron disminuyendo. Las expectativas de inflación se sitúan cerca del límite superior del rango meta de largo plazo fijado por la Junta (entre 2% y 4%).

Las menores presiones inflacionarias continúan como resultado de varios factores: 1) la debilidad de las demandas interna y externa; 2) las menores expectativas de inflación; y 3) la disminución en los precios de los productos básicos frente al nivel máximo alcanzado en 2008. En consecuencia, la Junta prevé que la inflación anual termine el año por debajo del límite inferior del rango meta (4,5%).

Gracias a la disminución de la tasa de intervención del Banco de la República, las tasas de interés de captación y colocación han descendido persistentemente. La Junta Directiva espera que esta disminución continúe y estimule el crecimiento económico. Por su parte, el sistema financiero presenta un comportamiento saludable. Se destacan las grandes emisiones de bonos por parte del sector real que han complementado el crédito otorgado por el sector financiero.

Los indicadores de opinión y confianza de las empresas y los consumidores siguen mostrando mejoras para el segundo semestre. Por otra parte, los últimos resultados de la industria, comercio y la construcción se encuentran en línea con las proyecciones de crecimiento realizadas por el equipo técnico para fin de año.

La nueva información ratifica que la economía mundial se está estabilizando. Se espera una lenta recuperación económica en el segundo semestre y han mejorado las proyecciones de crecimiento para 2010.

La fuerte expansión monetaria, la menor variación en los precios de alimentos y regulados, un ambiente externo menos negativo y un mayor dinamismo en las obras civiles permiten esperar una recuperación gradual del crecimiento económico a partir del segundo semestre del año".