Gobierno clama para que TLC con EE.UU. no se marchite

El ministro de Comercio, Industria y Turismo dijo que es "bastante preocupante y triste" no avanzar en el acuerdo.

Colombia admitió el martes su preocupación por la parálisis del proceso para que el Congreso de Estados Unidos ratifique el tratado de libre comercio entre ambos países, al cual Bogotá considera vital para el desarrollo de su economía.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, dijo que es "bastante preocupante y triste" no poder avanzar en la ratificación del acuerdo comercial y consideró que su puesta en marcha no constituye un favor o una ayuda al principal socio de Estados Unidos en la región.

"Desde hace un año venimos trabajando, definiendo una lista de ítems, de acciones para que el TLC avance (...) sin esa lista, sin saber qué se espera de nosotros, es difícil avanzar", declaró Plata en una conferencia de prensa. "Debemos sincerarnos porque a la fecha no hay una lista de acciones", se quejó el funcionario.

El TLC con Estados Unidos es considerado por el Gobierno de Colombia como un elemento crucial en la sostenibilidad de la economía del país, pero permanece archivado en el Congreso de ese país.

Legisladores demócratas consideran insuficiente el avance de Colombia para garantizar los derechos humanos y proteger a sindicalistas en esta nación que afronta un conflicto interno desde hace más de 45 años.

Ambas naciones alcanzaron un comercio global de unos 20.000 millones de dólares en 2009.
Estados Unidos es el principal aliado de Colombia en la lucha antinarcóticos y uno de los mayores inversionistas extranjeros del país sudamericano.

A comienzos de marzo, el representante comercial estadounidense, Ron Kirk, dijo que dará a Colombia una lista con propuestas en los próximos meses para resolver los temas vinculados a normas laborales y al combate contra la violencia sindical, que actualmente impiden la ratificación del tratado en el Congreso norteamericano.

Pero Plata aseguró que aún no se ha recibido esa lista de propuestas. El ministro también reclamó el poco crédito que merecen las cifras que muestra el Gobierno sobre los avances en derechos humanos y la reducción de crímenes contra los sindicalistas.

"Es preocupante y bastante triste el no poder avanzar como se debería (para ratificar el TLC)", dijo Plata. "(El TLC) no es un favor ni una ayuda que se nos brinda, sino es para fomentar el comercio de ambos países", puntualizó.

Temas relacionados