Así es Triara Medellín, el tercer “data center” de Claro en Colombia

El corazón de lo que popularmente se conoce como “nube” está ubicado en la zona empresarial de la capital antioqueña y puede almacenar más de 20 petabytes de información.

Claro invirtió más de US$15 millones en el desarrollo de este espacio.Cortesía.

¿Alguna vez se ha preguntado dónde se almacenan los datos y transacciones de las empresas? A diferencia de lo que muchos creen, no se trata de un lugar etéreo que guarda información de manera intangible en algún lugar de la red, imaginario popularizado por el término "nube". En realidad, son edificios cuya compleja infraestructura les permite mantener numerosos servidores funcionando las 24 horas del día durante todos los días del año. 

Ayer la compañía Claro inauguró uno de estos centros de datos en la ciudad de Medellín. Es su tercera sede en Colombia y lleva por nombre Triara Medellín. 

Con una estructura de 18.000 metros cuadrados, este data center ofrecerá servicios de hosting, consultoría en Seguridad, continuidad y TI, Back-end y Front-end, SAP HANA, entre otros. Está ubicado en la zona empresarial de la capital antioqueña y trabajará en conexión con las otras dos sedes en Bogotá.

“Los centros de datos son el corazón de internet y la nube, y en este momento, los habilitadores de la transformación digital de las industrias", explicó Isam Hauchar, director ejecutivo de la unidad de empresas y negocios de Claro. 

En este lugar se pueden procesar 2,5 millones de transacciones electrónicas y almacenar más de 20 petabytes de información. Si un byte fuera equivalente a una gota de agua, con 20 petabytes se llenarían 4.000 piscinas olímpicas.

Debido a la gran cantidad de información que contienen, estos centros deben tener unas características físicas muy particulares.

Toda la edificación del Triara Medellín requiere de 480 Kva de energía constante, que es proporcionada por Empresas Públicas de Medellín (EPM). También cuenta con tres plantas que se activan en caso de que el suministro se corte repentinamente. De esta manera se previene la pérdida de datos y se mantiene la actividad continua del data center. 

Así mismo, la zona de almacenamiento de datos, donde reposan los servidores, tiene aires acondicionados de precisión que mantienen la temperatura entre 21 y 22 grados centígrados. Incluye un sistema contra incendios que se activa por detección de partículas en el aire. 

Lea también: “Dominancia de Claro no es un castigo sino una corrección de mercado”, CEO de Telefónica

En materia de ciberseguridad, los directivos de Claro aseguraron que cuentan con un centro de seguridad para sus clientes que también cubre al Triara Medellín y cumplen con las certificaciones de buenas prácticas internacionales en esta materia.

Desde Bogotá se monitorea todo tipo de actividad sospechosa y tienen un equipo de expertos que estudia las amenazas en el sector a la misma velocidad en que van surgiendo. Destacaron, por ejemplo, que detectan 2 millones de ciberataques diarios a sus centros de datos. 

Claro invirtió US$15 millones en el desarrollo de este espacio, que además albergará un auditorio y salas de co-creación y capacitación para sus clientes. La compañía espera atender desde allí a empresas y pymes de todos los sectores a nivel nacional.

*Artículo posible por invitación de Claro.