Bonos de Venezuela rozan mínimos históricos

Los US$4.000 millones en títulos de referencia con vencimiento en 2027 del país cayeron un 4,6 % en agosto, a 39,65 centavos de dólar.

Los bonos están a sólo 7 centavos del mínimo histórico de 32,45 centavos de dólar registrado en febrero de 2016.Bloomberg.

Los bonos en dólares de Venezuela están sometiendo a prueba mínimos históricos en tanto el presidente Nicolás Maduro trama cómo responder a las nuevas sanciones de Estados Unidos y reactivar una economía en ruinas.

Los US$4.000 millones en bonos de referencia con vencimiento en 2027 del país cayeron un 4,6 % en agosto, a 39,65 centavos de dólar, a sólo 7 centavos del mínimo histórico de 32,45 centavos de dólar registrado en febrero de 2016. Los US$3.000 millones en bonos con vencimiento en 2035 de la petrolera estatal PDVSA descendieron un 5,8 % en agosto, a 35,3 centavos por dólar, sólo 6,2 centavos por encima del mínimo histórico.

Aunque las protestas contra el gobierno que dejaron más de 100 muertos este año se han calmado después de que Maduro logró su cometido de consolidar su mandato a través de un plan para redactar una nueva constitución, la economía no muestra signos de estabilizarse. El bolívar registró su segundo peor mes en la historia tras perder un 37 % en el mercado negro en agosto y negociarse en 17.663 por dólar. Eso se compara con una tasa oficial de sólo 10 bolívares por dólar para los políticamente conectados y una tasa legal alternativa de sólo 3.246 por dólar.

Se espera que Maduro anuncie medidas el viernes para fortalecer la economía, pero si la historia sirve de guía, es probable que sea demasiado poco y demasiado tarde. Si devalúa el tipo de cambio oficial, sería la sexta vez desde que se introdujeron controles cambiarios en 2003. Esfuerzos anteriores para romper la brecha con el mercado negro sólo han dado paso a nuevos esquemas que implican múltiples tipos de cambio que han mantenido lucrativas oportunidades de arbitraje para aquellos con acceso a las tasas legales.

Independientemente de lo que Maduro anuncie, la verdadera pregunta será cómo -e incluso si- Venezuela pagará los US$1.600 millones en intereses y capital sobre su deuda externa en octubre y otros US$1.900 millones en noviembre. Después de que EE.UU. amplió el mes pasado las sanciones que prohibían la negociación de nueva deuda, funcionarios de Venezuela renovaron la retórica de acusar al país de emprender un "bloqueo financiero" en un intento por evitar que haga pagos de deuda.

Cualquier señal sobre un posible nuevo financiamiento de China, Rusia o India probablemente daría a los inversionistas un suspiro de alivio, pero las declaraciones sobre la voluntad de pagar la deuda serán igualmente importantes en los próximos meses.

Temas relacionados