Chile tiene la única deuda con retorno positivo de América Latina

Noticias destacadas de Economía

Aunque se trate de solo medio centavo de valorización frente el 2019, el comportamiento se destaca entre las pérdidas de todos los demás bonos soberanos en dólares de la región.

Chile tiene el último bono gubernamental denominado en dólares de América Latina con retornos positivos este año. Las notas con vencimiento en 2026 cotizan cerca de 104,94 centavos por dólar, más de medio centavo por encima de lo que estaban a fines de 2019. Si bien es una ganancia leve para muchos estándares, se destaca entre las pérdidas de todos los demás bonos soberanos en dólares de la región.

Lee también: Venezuela se ahoga en petróleo, pero la gasolina es inasequible

Es un contraste marcado con el final del año pasado cuando la reputación de Chile como país bien administrado y estable de América Latina estaba por el piso tras meses de violentos disturbios sociales. Ahora, está una vez más del lado amable de los inversionistas, ya que los bajos niveles de deuda le permiten una mejor posición para combatir la pandemia de coronavirus que sus vecinos regionales.

Chile ha estado haciendo un gran trabajo en términos de la respuesta al virus, tiene mucho espacio para agregar deuda y hay apetito para nuevas emisiones, según Álvaro Vivanco, director de estrategia para América Latina de Natwest Markets en Stamford.

Las autoridades en Chile han sido pioneras en un sistema de cuarentenas “dinámicas” en los vecindarios más afectados y ahora planea desplegar carnets de inmunidad para aquellos que se han recuperado de COVID-19 y pueden regresar a trabajar. Solo 174 muertes han sido relacionadas oficialmente con el virus, aunque el recuento real podría ser mayor. Si bien el número de casos positivos en Chile supera los 12.000, es mucho menor que los registrados en Brasil o Perú.

Para ayudar a compensar el costo económico de la enfermedad y las medidas de contención, el Gobierno ha aumentado el gasto, mientras que el banco central redujo su tasa de referencia en 125 puntos básicos a un récord de 0,5% en marzo. Formuladores de política también han comprado bonos corporativos en el mercado secundario para aumentar la liquidez.

Los esfuerzos superan los de muchos pares regionales, que enfrentan la crisis desde posiciones fiscales más débiles. Argentina y Ecuador están luchando para evitar incumplimientos, y México se ha resistido a aumentar el gasto para ayudar a las empresas endeudadas.

Tal es el éxito percibido de Chile que el Gobierno ahora está hablando de un regreso gradual y flexible al trabajo para los empleados estatales, luego para los trabajadores del sector privado y finalmente para los estudiantes.

El contraste con otros países no podría ser más marcado. La deuda de seis Gobiernos latinoamericanos se cotiza a niveles de estrés financiero de al menos 1.00 puntos básicos sobre los bonos del Tesoro de EE.UU., según datos analizados por Bloomberg. Si bien la prima de riesgo de Argentina supera los 4.074 puntos básicos, la de Chile es de solo 306, según índices de JPMorgan.

Con esa comparación, los inversionistas están más dispuestos a pasar por alto el riesgo de que la violencia regrese en Chile una vez que se levanten las medidas de contención del virus y el enfoque regrese a un referéndum constitucional, expresó Vivanco.

 

Comparte en redes: